El Economista - 70 años
Versión digital

jue 21 Oct

BUE 23°C

Versión digital

jue 21 Oct

BUE 23°C

Demoras en leyes anticorrupción

Los proyectos de extinción de dominio y de figura del arrepentido, que cuentan con media sanción, sufrirían cambios en el Senado, lo que provocaría retrasos en su aprobación.

03-08-2016
Compartir

El Gobierno envió al Senado a tres importantes funcionarios para defender la media sanción de los proyectos de figura del arrepentido y extinción de dominio. Recibieron críticas de la oposición, que buscarían modificar las iniciativas, lo que provocaría el regreso a la Cámara Baja.

Patricia Bullrich, de la cartera de Seguridad; Germán Garavano de Justicia y la titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso, se presentaron ante las comisiones de Justicia y de Seguridad Interior, presididas por Senadores del PJFpV, Pedro Guastavino y Sigrid Kunath respectivamente.

“Sin intención de demorarlas”, el bloque mayoritario de la Cámara Alta, PJ-FpV, expuso objeciones a los proyectos. Desde el sector más kirchnerista tildaron a las iniciativas como parte de un “circo mediático” mientras que del lado más peronista anunciaron el acompañamiento “en esencia” pero con “necesarias modificaciones”.

Extinción de dominio

Presentado por Sergio Massa y Graciela Camaño, el proyecto fue acompañado por Cambiemos y recibió el apoyo de 135 diputados, hubo 50 rechazos. La iniciativa tiene como objeto “titular a favor del Estado bienes de procedencia ilícita vinculados a determinados delitos complejos”. La ministra de Seguridad sostuvo que en el país circulan $4.000.000.000 surgidos de lavado de dinero, “ubicándonos 36º en el ranking de naciones que mayor actividad de lavado registran”, según Bullrich. Agregó además que ese monto alcanzaría “para 2.600 casas del PRO.CRE.AR. La funcionaria resaltó que “lo importante acá es que se separa la causa penal de la extinción de dominio en sede civil”. “Lo hacemos en sede civil para no contaminar la causa penal y para que no haya prejuzgamiento”, aseguró. Alonso, a su vez, declaró que “los bienes que se recuperan no pueden ir a un agujero negro: deben tener un destino claro y trazable para la sociedad”, fue luego de que Bullrich denunciara bienes de importantes grupos criminales de Argentina.

Arrepentido

La iniciativa, también fue impulsada por el massismo, incorpora la figura del arrepentido a casos de corrupción, ya existente en delitos de narcotráfico y lavado de dinero entre otros. Establece la reducción de un tercio o hasta la mitad de la pena máxima para quien colabore en impedir o esclarecer una causa. Contó, para la media sanción, con el respaldo de 194 escaños ?apoyo casi unánime del FpV?y apenas cinco votos en contra. Para Garavano, “el proyecto ve al arrepentido como un colaborador de la Justicia, nadie espera arrepentimiento en términos morales, queremos información”. Semanas atrás, en el debate en Diputados, Claudia Rucci, del Frente Renovador, había exigido la inclusión de la figura para casos de lesa humanidad. Ante el reclamo de una senadora del FpV, Garavano respondió que “muchos organismos de derechos humanos se opusieron a la incorporación de estos delitos”, incluyó en la nómina al Centro de Estudio Legales y Sociales (Cels) y a las Abuelas de Plaza de Mayo.

Críticas

El ex vicepresidente y actual senador por Cambiemos, Julio Cobos, levantó la guardia y adelantó que “vamos a acompañar esta iniciativa pero estamos abiertos a que el Senado enriquezca estas leyes como política de Estado”. De esta manera, calmó los reclamos del jefe de la bancada mayoritaria, Miguel Angel Pichetto, que recordó: “Ocurrió un hecho en un convento y a las 24 horas la Cámara de Diputados estaba sacando este proyecto” y luego señaló que “no hay que confundir, ni vender humo, ni hacer declaraciones mediáticas que poco aportan a los fines legislativos”. “A veces, el apuro por llegar a sancionar una norma ante un reclamo social nos lleva a legislar mal”, advirtió a su turno la puntana Liliana Negre de Alonso. Más sincera, una importante senadora del PJ-FpV le comentó a El Economista “la falta de soporte jurídico” con la que cuentan ambas iniciativas.

La postura de la oposición, en el primero de varios debates al respecto de estos proyectos “anticorrupción”, tuvo como eje la intención de avanzar con el proyecto pero incorporando modificaciones. No desestimaron de pleno la aprobación de las iniciativas pero sí las relacionaron a una “maniobra” de querer mediatizar la sanción. La kirchnerista Virginia García sostuvo que “aun con un objetivo loable se ha elegido una herramienta que atropella la Constitución Nacional” y aseguró que las demandas sociales hoy pasan por “el tarifazo y el golpe al poder adquisitivo”. El radical Luis Naidenoff respondió argumentando que “estamos en falta con estas leyes por convenciones internacionales a las que adherimos, no por los bolsos y conventos”.

Finalizada la presentación de los funcionarios y el debate con los senadores, tomaron la palabra especialistas en la materia, entre otros, el fiscal Ricardo Sáenz, vicepresidente de la Asociación de Magistrados. El debate continuará entre esta semana y la próxima, sin confirmar aun fecha para sesión.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés