El Economista - 70 años
Versión digital

jue 11 Ago

BUE 16°C
Versión digital

jue 11 Ago

BUE 16°C

Cristina suma guiños entre los gobernadores

26-12-2018
Compartir

Mientras el peronismo alternativo que conducen Sergio Massa y Miguel Pichetto busca acumular volumen electoral sumando a otros gobernadores, ya son varios los mandatarios provinciales que buscan despegarse del rechazo que esos dos precandidatos presidenciales expresan a la posibilidad de una unidad peronista que incluya al kirchnerismo y en especial, a la figura de Cristina Kirchner.

En diálogo con la agencia Télam, la mandataria fueguina Rosana Bertone, solicitó “llegar a un acuerdo” con la expresidenta en un gesto que además, expone las marcadas disidencias internas del espacio. Antes de Bertone fueron sus pares de Entre Ríos, Gustavo Bordet; Tucumán, Juan Manzur y Santiago del Estero, Gerardo Zamora, los que, si bien se prestaron a la foto con el frente peronista de Massa y Pichetto, rápidamente salieron a despegarse del perfil anti-K que estos dos dirigentes buscan imprimirle a su armado.

El pasado 19 de diciembre, Massa, Pichetto y los gobernadores desistieron de hacer un acto de lanzamiento del espacio en Costa Salguero, lo que derivó en una reunión con algunas decenas de dirigentes en la Casa de Córdoba, con el gobernador Juan Schiaretti oficiando de anfitrión. El desinfle del acto, tuvo que ver en parte con la imposibilidad de los actores, de fijar una posición respeto de la expresidenta.

En las últimas semanas Massa había difundido un duro documento con críticas a la gestión económica direccionando sus críticas hacia Macri y evitando confrontar con el anterior Gobierno, lo que despertó recelos entre otros mandatarios con buena sintonía con la Casa Rosada como Schiaretti o Juan Manuel Urtubey (Salta).

“No se puede desconocer el aporte de votos de Cristina. Ignorar eso sería absurdo”, deslizó Bertone, la mujer que Alternativa Federal buscó sumar a sus filas para romper la monotonía masculina y ponerse a tono con el clima de época. Bertone explicó que esa liga de gobernadores comenzó a gestarse a partir de dos premisas “Gobernar una provincia y tener problemas con el Gobierno Nacional”, para dejar en claro que el enemigo electoral no está en ningún otro lado que no sea la Casa Rosada. “En sus inicios fue un espacio de reclamo ?recordó?. Después se sumaron más actores y comenzó a construirse una alternativa Incluso surgió la idea de unificar la fecha de elecciones en los distritos participantes para que el candidato presidencial del sector tuviera un mayor respaldo”, explicó la mandataria.

Por otro lado, Bertone aceptó que el peronismo tiene “claras debilidades”, como “no gobernar la provincia de Buenos Aires y que nos vaya bien electoralmente en distritos grandes como Santa Fe o Córdoba”. “Aun si el peronismo llega a la unidad, no podrá imponerse en los comicios si obtiene triunfos únicamente en la periferia. Hay que mejorar en las provincias que aportan mayor caudal de votos.” Bertone consideró que “cualquier peronista o no peronista que gane las elecciones tendrá que atravesar una situación delicada”, de cara a la situación económica en 2020.

En los días previos a la festividad, continuó mostrándose Massa. Durante el fin de semana, se mostró con el gobernador del Chaco, Domingo Peppo, y después estuvo en la provincia de Corrientes, con el senador Carlos “Camau” Espínola. Siempre inquieto, el líder del Frente Renovador continúa trazando puentes dentro del peronismo alternativo. Sin embargo, más allá de la buena sintonía mostrada en público, la mayoría de los gobernadores adelantará sus elecciones, evitando de esa manera, verse obligados a jugar fuertemente en la disputa nacional.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés