Causa Hotesur: piden pericias contables

El juez federal Julián Ercolini solicitó investigar “la participación accionaria” de la sociedad hotelera atribuida a la expresidenta Cristina Kirchner.

10-05-2016
Compartir

El juez federal Julián Ercolini dispuso “individualizar” a los “accionistas y autoridades” de las sociedades hoteleras Hotesur y Los Sauces, atribuidas a la familia de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, así como amplias pericias contables sobre esas y otras firmas. Fuentes judiciales informaron ayer que la resolución también mandó a investigar “la participación accionaria” de cada uno de los propietarios así como “el modo en que adquirieron la misma”, y la forma en que llevaron “sus libros contables y demás registros a los que se encontrara obligada”. La denominada causa Hotesur investiga por presunto lavado de dinero a la exjefa de Estado Cristina Fernández y su familia, estuvo varios años en manos del juez federal Daniel Rafecas pero en abril último la Cámara Federal dispuso que pase a manos de Ercolini. También ordenó que los fiscales Gerardo Pollicita (que intervenía en la causa de la presunta asociación ilícita) y Carlos Stornelli (Hotesur) creen una comisión para avanzar con el proceso.

Antecedentes

Ercolini se convirtió en el tercer juez de la causa, iniciada en noviembre de 2014, cuando se sospecha que existió una operación sistemática de lavado de dinero con la que está vinculado el hoy detenido Lázaro Báez, el empresario amigo de los Kirchner que alquilaba habitaciones en la firma Alto Calafate al doble de precio de mercado, según las denuncias. El caso Hotesur, promovido por la diputada del GEN Margarita Stolbizer, fue impulsado e instruido por Claudio Bonadio hasta que a mediados de 2015 el juez hizo allanamientos en Río Gallegos ?en oficinas del hoy diputado Máximo Kirchner? y la Sala I de Cámara Federal resolvió hacer lugar a un planteo por temor de parcialidad de la titular de Hotesur, Romina Mercado, sobrina de la entonces Presidenta. En ese momento, por sorteo, el expediente recayó en el juez Daniel Rafecas, el magistrado que en febrero de 2015 había cerrado la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman contra la ex primera mandataria por presunto encubrimiento de los iraníes acusados del atentado a la AMIA. Durante varios meses Rafecas tuvo en sus manos la causa, con la documentación del sur secuestrada, pero el 24 de febrero pasado decidió dividirla en tres hechos: irregularidades en la Inspección General de Justicia, la contratación de Aerolíneas Argentinas para que los empleados se alojaran en el hotel presidencial entre 2007 y 2015 y la parte gruesa del presunto lavado de dinero. Tras esa división, Rafecas decidió quedarse con los dos primeros hechos y derivó el tema de lavado a Ercolini, quien desde 2008 analiza una denuncia de la diputada Elisa Carrió y otros legisladores de la Coalición Cívica, los que acusaron a Néstor y Cristina Kirchner y a los empresarios Lázaro Báez y Cristóbal López de quedarse con dinero estatal a través de la obra pública y otros negocios vinculados al Estado.

En ese sentido, la diputada Stolbizer presentó el viernes último una ampliación de la denuncia que oficializó el 4 de abril contra Cristina y su hijo, Máximo Kirchner, por “falsificación de documentos públicos, adulteración de facturas y posible enriquecimiento ilícito”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés