El Economista - 73 años
Versión digital

vie 19 Jul

BUE 9°C

Carrió mueve las fichas pero no patea el tablero

La Coalición Cívica ratificó su pertenencia a Cambiemos. Sus denuncias contra Lorenzetti y lo que espera del Gobierno

11 abril de 2017

Es una aliada incómoda. Que marca agenda y no siempre se aviene a aceptar la línea discursiva que traza el Gobierno. Como aliada y socio fundadora de Cambiemos mostró hasta aquí consustanciación con las políticas del oficialismo, pero no resignó críticas a otros socios del presidente Mauricio Macri ni evitó gestos de desagrado frente a alguna medida concreta. En ese juego de equilibrio inestable, en las últimas horas, Elisa Carrió puso incómodo al Gobierno con críticas muy duras y pedido de juicio político incluido contra el presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, y ratificó la pertenencia de su espacio, Coalición Cívica-ARI, a Cambiemos. Sin objeciones en términos programáticos, pero señalando que ella y su espacio enfrentan a las “mafias” en “soledad”.

Núcleo

“Ninguna diferencia nos va a dividir”, subrayó ayer la CC-ARI, en un documento partidario que elaboró la mesa nacional del espacio. Bien a tono con el ímpetu de Carrió. En ese sentido, el texto reafirma que “creamos y creemos en Cambiemos para eliminar las mafias que enfrentamos en soledad”, en una especie de pase de factura interno. “Sostenemos al presidente Macri y su gobierno porque nuestro acuerdo núcleo es construir una República sin mafias, que nos lleve al desarrollo y la modernidad”, concluye, en su párrafo final, luego de mencionar la serie de denuncias realizadas por Carrió, desde el pedido de juicio político a la “Corte menemista” al pedido similar contra Lorenzetti, desdelasinvestigaciones contra el kirchnerismo al cuestionamiento al pliego de la procuradora Alejandra Gils Carbó.

En el documento no hay alusiones electorales. O sólo aparecen marginalmente. Se da por hecho que la CC-ARI formará parte del frente electoral oficialista en todos los distritos. Y, en los que no está constituido como tal, irá en alianza con el PRO. El caso paradigmático es el de la Ciudad de Buenos Aires, donde el exembajador Martín Lousteau desafía al oficialismo local. Carrió apoyó la candidatura del dirigente de ECO en 2015, pero no lo haría en esta oportunidad. Es más, sectores del oficialismo pretenden convencer a la diputada para que encabece la boleta en la CABA, y no en la provincia de Buenos Aires, como pretende ella, y enfrentar así a Lousteau, promovido por el radicalismo porteño.

Corte

Es de los puntos discordantes de las últimas hora fueron las constantes críticas de Carrió a Lorenzetti. La semana pasada, la líder de la CC-ARI presentó por Mesa de Entrada de la Cámara de Diputados un pedido de juicio político contra el presidente de laCorteSupremadeJusticia, porpresunto mal desempeño de sus funciones. No obstante, tanto Macri como el ministro de Justicia, Germán Garavano, tomaron distancia de esas denuncias. “La postura del Gobierno es de prescindencia”, señaló Garavano. “Ya he dicho públicamente: las denuncias de la doctora Carrió son a título personal, como Presidente y como gobierno no las compartimos”, declaró Macri en una entrevista radial, el domingo pasado.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés