Cambios con la misma lógica

El gabinete tendrá figuras de menor peso propio y más dispuestas a trabajar en equipo bajo el mando de Peña

05-06-2017
Compartir

En los próximos meses, se producirán cambios en algunos ministerios. Defensa será  uno de ellos porque se descuenta que el actual ministro, Julio Martínez, logrará una banca en el Senado por La Rioja.  También se iría el titular del Plan Belgrano, José Cano, que tiene rango de ministro. En su caso, para encabezar la lista de diputados por Tucumán. Y puede haber más cambios que incluyan a varios secretarios de Estados.

Y los últimos movimientos en el gabinete anticipan el perfil que pueden tener sus reemplazantes.

Con Susana Malcorra se va del  Gobierno una figura con perfil propio y, sorpresivamente se la va a reemplazar por un diplomático de carrera.  Jorge Faurie, su sucesor, tiene la confianza de Marcos Peña y ese es el dato clave y refuerza una tendencia evidenciada el reemplazo Alfonso PratGay por Nicolás Dujovne.

Malcorra, más allá de las cuestiones personales que invocó para alejarse del cargo, reconoció haber tenido algunas discrepancias con Peña. Como dato anecdótico, se sabe que iba a proponerle al Presidente que designará a Prat Gay para en su reemplazo si ella accedía a la Secretaría General de la ONU.

Para el gabinete se apunta ahora a figuras de menor peso  propio y más dispuestas a trabajar en forma coordinada dentro de un equipo que conducen Peña, Mario Quintana y Gustavo Lopetegui. Se concentra poder arriba y se fragmenta abajo. Los que sean designados ministros se caracterizarán por tener un perfil más bajo que el de sus antecesores. Dujovne y Faurie son muy distintos pero tienen ese rasgo común.En la gestión cotidiana, todas las áreas de gobierno tienen en claro que el peso del trío dela jefatura de Gabinete es creciente. Está demostrado que el trabajo que lleva adelante Peña es lo más parecido que se ha visto hasta ahora de lo que pretendía Raúl Alfonsín cuando introdujo esta  figura en la Constitución.

Pero no todo queda en la Administración. Peña modificó su perfil personal y no rehúye a la confrontación como lo dejó en claro en sus últimos informes en el Congreso y en su presencia en los medios de comunicación. Además, desplazó a Emilio Monzó en las negociaciones para el armado de las listas para las elecciones legislativas de octubre.

En los primeros meses del gobierno se escucharon algunos cuestionamientos a Peña  porque se le consideraba responsable de la “falta de política” en  el  Gobierno.  Pero el Presidente les dijo a sus interlocutores de esos días que Peña no sólo era clave  en la administración sino que era quien le daba sentido y orientación política a su Gobierno. Quedó claro que es así.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés