Cambiemos tiene los votos para la revancha previsional

Discutirá el proyecto jubilatorio a partir de las 14 con el respaldo del Bloque Justicialista mientras la CGT (y otros) se movilizan fuera del Congreso

18-12-2017
Compartir

La revancha del Gobierno con la reforma previsional está agendada para hoy a partir de las 14. El bono compensatorio acordado el último viernes garantiza el acompañamiento de un sector de la oposición pero no evitará movilizaciones. Por lo contrario, habrá paro convocado por la CGT con movilización hacia la plaza de los dos Congresos. Cambiemos apunta a sancionar en forma definitiva el proyecto jubilatorio para descomprimir la agenda reformista y poder avanzar también con la aprobación de la reforma tributaria (irá al Senado) y, en la semana, con el dictamen de comisión del Presupuesto 2018. Aún repercuten los resabios de la escandalosa sesión del último jueves.

Tras el abrupto final, y en una jornada en la que el Gobierno analizó diversas salidas -hasta se pensó en la vía del decreto-, el oficialismo reunió el viernes en el Congreso a funcionarios, diputados de distintos bloques y a gobernadores opositores. Finalmente, se resolvió insistir con la misma iniciativa, sin modificaciones, pero el Ejecutivo se comprometió a emitir un decreto “que asegure un beneficio adicional para jubilados y pensionados con haberes inferiores a los $10.000 y beneficiarios de la AUH”. Según el acuerdo alcanzado, “este beneficio alcanzará a más del 70% de los jubilados y pensionados y al 100% de los beneficiarios de la AUH y será abonado en el mes de marzo”.

El bono se otorgará por un única vez en marzo, mes en el que hará la primera aparición el nuevo sistema de actualizaciones de los haberes jubilatorios. El empalme entre el sistema que será aprobado hoy -aumento trimestral- y el aun vigente -semestral- causaba una pérdida en los ingresos de los jubilados. La compensación era una alternativa que la Casa Rosada analizaba hace ya varias semanas, pero que fue recién confirmada por Elisa Carrió una vez suspendida la sesión del jueves, lo que despertó críticas de la oposición aliada.

Acuerdos

En la negociación del viernes, el Gobierno pudo evitar modificaciones al proyecto y se comprometió, por la presión de los mandatarios, al bono compensatorio. Participaron ocho gobernadores, diputados de Cambiemos y de Argentina Federal. El bloque Justicialista, el más numeroso del interbloque de los mandatarios, se comprometió a dar el quórum y respaldar mayoritariamente en la votación. Pueden haber algunas fisuras, pero serían menores. “Habíamos advertido que había cuestiones para mejorar en la reforma previsional. Entre todos aportamos ideas que fueron escuchadas y llegamos a este acuerdo que garantiza avanzar en este tema”, aseguró, el último viernes, Pablo Kosiner, jefe de la bancada Justicialista.

Si se le suma a los aliados ya comprometidos con el Gobierno para este proyecto, el respaldo del Bloque Justicialista podría engrosar el número de votos afirmativos, que alcanzaría los 140. Al  menos veinticinco de Argentina Federal votarían a favor. Seis del Frente Cívico por Santiago. Cambiemos sumó, el último jueves, 105 diputados, pero aún restan jurar dos legisladores.

Oposición

“Lo del bono es un engaña pichanga para conseguir el quórum, es una farsa. Es una nueva burla para el conjunto de los jubilados y pensionados”. La afirmación es de Agustín Rossi, jefe del bloque FpV-PJ. El espacio kirchnerista buscará obstaculizar el desarrollo del debate, tal como lo hizo el último jueves. En ese sentido, estarán respaldados desde la calle por el paro con movilización anunciado por la CGT.

También se mantendrá en la negativa el Frente Renovador. El debate previsional motivó el regreso de Sergio Massa, que no emitía opinión desde el tercer puesto en las elecciones pasadas. En declaraciones a radio 10, aseguró: “No estamos frente a una reforma previsional, sino frente a una ley que le recorta beneficios a 17 millones de personas. Si no fuera así, no necesitarían un bono para compensar”.

Oficialismo

En declaraciones a radio Mitre, el jefe de Gabinete Marcos Peña aseguró que la vía del decreto fue una alternativa real en el agitado jueves pasado. “Cuando uno gobierna tiene que analizar todas las posibilidades, y esa herramienta se discutió en el marco de la gravedad institucional que representó la intención de que no funcione el Congreso”, sostuvo Peña, pero señaló que el presidente Mauricio Macri no lo firmó porque priorizaron “buscar nuevamente consensos y acuerdos para poder sesionar el lunes”.

Sesión

Se espera una sesión maratónica. Que comenzará a las 14 y que estará ocupada, por varias horas, con intervenciones de la oposición respecto a los sucesos ocurridos en las movilizaciones del último jueves. Previo a debatir la reforma jubilatoria se realizarán las juras pendientes a legisladores electos. Cambiemos engrosará su bloque, de esta forma, de 105 a 107 bancas. Una vez votado el proyecto jubilatorio, se discutirá la Reforma Tributaria y el Revalúo Impositivo y Contable. De ser aprobados, ambos textos deberán ser girados a la Cámara Alta para su sanción definitiva. El oficialismo aceptó numerosas modificaciones en el proyecto tributario para lograr un mayor consenso.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés