El Economista - 70 años
Versión digital

jue 28 Oct

BUE 32°C

Versión digital

jue 28 Oct

BUE 32°C

Cambiemos cayó en Río Cuarto

El candidato radical Eduardo Yuni fue derrotado por el peronista Juan Manuel Llamosas, de Unión por Córdoba y apoyado por el gobierno provincial. La diferencia fue de más de trece puntos.

13-06-2016
Compartir

El peronista Juan Manuel Llamosas, de Unión por Córdoba, se convirtió ayer en intendente electo de la ciudad de Río Cuarto, la segunda de la provincia, al derrotar con cierta holgura (sorpresiva, en buena medida) al candidato Eduardo Yuni, portador del sello de Cambiemos: sumó casi 47% frente a los 33 puntos del radical. De esta forma, la alianza que es oficialismo a nivel nacional tuvo su primer traspié electoral, en un distrito donde había ganado con mucha comodidad en las presidenciales de noviembre y en donde el radicalismo gobernó 18 de los últimos 22 años. Mientras que el oficialismo provincial pudo mostrar su renovada fortaleza, en un escenario previo en donde las preferencias parecían parejas.

“¡Qué alegría que tengo esta noche!”, fue la primera frase con la que el intendente electo de Río Cuarto, Juan Manuel Llamosas, intentó resumir sus sensaciones. “Tengo tantas cosas para contarles, pero me invade la emoción. ¿No saben cuánto tiempo me imaginé este momento? El peronismo volvió a ganar en Río Cuarto, volvemos a ser gobierno”, fueron las expresiones que desencadenaron el entusiasmo de la multitud. “Ya podemos decir que el verdadero cambio es una realidad en Río Cuarto”, exclamó Llamosas en su discurso triunfal. Y agregó: “Río Cuarto tiene todas las condiciones para crecer. Solo falta que comencemos a trabajar desde el primer día”.

“Con el Gobierno Nacional vamos a tener un vínculo que trascienda los colores políticos, vamos a trabajar para defender a los vecinos de Río Cuarto”, había dicho, por la mañana, antes de emitir su voto. “Nosotros estamos con muchas expectativas, con mucha confianza. Estamos muy contentos con nuestra campaña constructiva en donde hemos planteado las soluciones para Río Cuarto y sus vecinos”, agregó, y adelantó que convocaría a los restantes candidatos a trabajar para la ciudad.

Derrotado

Cinco minutos antes de las 20, el radical Yuni ya había reconoció la derrota. “Va mi compromiso, que transmitiré personalmente a Llamosas, de que pueden contar conmigo y mis equipos para que en la próxima década vivamos mejor. Desde el primer día de su asunción tendrá mi apoyo irrestricto”, señaló el candidato. “Perdí yo. No fui el candidato que la gente necesitaba. Ganó el que la ciudadanía consideró que podía llevar adelante un mejor proyecto de ciudad”, señaló, para desligar su derrota de responsabilidad nacional. Y, de alguna manera, también al actual intendente Juan Rubén Jure, también dirigente radical.

Por el otro lado, el gobernador Juan Schiretti y su antecesor, Juan Manuel de la Sota, festejaban con Llamosas, dirigente de 42 años que tenía en su currículum haber sido Defensor del Pueblo y secretario de Desarrollo Social de la provincia. Los tres recibieron las felicitaciones de Sergio Massa, dirigente del Frente Renovador, y de Juan José Gioja, presidente del peronismo a nivel nacional. Gioja, en particular, fue más allá: especuló que el resultado de la elección de Río Cuarto “presagia lo que será, sin dudas, la gran victoria del justicialismo en las elecciones de medio término del año que viene”. “Espero que el Presidente y su gabinete sepan leer este resultado electoral”, señaló.

Apuesta

El oficialismo, de alguna manera, jugó a nacionalizar la elección. Por la ciudad pasaron, en distintos momento, varios ministros del equipo de Mauricio Macri. Por caso, el jefe de Gabinete, Marcos Peña; y el del Interior, Rogelio Frigerio; el de Educación, Esteban Bullrich; el de Transporte, Guillermo Dietrich; el de Defensa, Oscar Aguad; y el Agricultuyra, Ricardo Buryaile. Y el propio presidente, quien cerró con un spot televisivo pidiendo el voto por Yuni.

El radicalismo es una fuerza de peso en la ciudad. Gobernó el distrito, sin intervalos, desde 1983 hasta 1999. Alberto Cantero Gutiérrez, peronista, cortó la racha en 1999, que siguió a partir de 2003 con Benigno Antonio Rins, primero, y con Jure, quien estaba a cargo del Ejecutivo provincial desde 2007.

La tercera ubicación correspondió a Pablo Carrizo, de la lista Respeto-MST, con el 9,2%, la gran sorpresa de la jornada, quien además conseguía su objetivo: una banca en el consejo Deliberante. Bastante más lejos se ubicaron Enrique Fernando Novo, de Unidad Popular; Guadalupe Fantín, del Partido de los Trabajadores Socialistas; Sebastián Tonelli, por el Partido Solidario; Lucía Salazar, del Partido Obrero; y Luciano Giuliani, del Frente Popular de la Trapalanda, en ese orden.

Es la segunda ciudad de la provincia, tiene 157 mil habitantes y está ubicada a 216 kilómetros al sur de Córdoba capital. De ellos, mas de 130 mil estaban en condiciones de votar y elegir al intendente, 19 concejales y cuatro tribunos de cuentas. Votaron el 67,7% de ellos.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés