El Economista - 70 años
Versión digital

mie 27 Oct

BUE 19°C

Versión digital

mie 27 Oct

BUE 19°C

¿Ante un nuevo avance contra Gils Carbó?

El oficialismo retomará el debate por la reforma del Ministerio Público Fiscal, pero deberá aceptar modificaciones.

28-07-2016
Compartir

Entre los debates postergados que el Congreso retomará luego del receso, aparece la reforma del Ministerio Público Fiscal. Promovida por el Ministerio de Justicia, la iniciativa halló críticas dentro del propio interbloque Cambiemos y resistencia en la oposición; en especial, del Frente Renovador. Además de continuar el tratamiento de la reforma, el Congreso deberá completar la Comisión bicameral designada para el seguimiento y control del organismo, en la que habría acuerdo político para que sea presidida por la diputada massista Graciela Camaño.

Antecedentes

“Ella defendió una causa política, perdió la objetividad que requiere el cargo y no goza de la confianza del Presidente, pero la mujer insiste en sostenerse en el cargo más allá de todo. Ya el tiempo encontrará la solución”, declaró hace casi un mes Mauricio Macri para La Nación, acerca de la Procuradora General de La Nación, Alejandra Gils Carbó. Una de las principales críticas que recibió el oficialismo en este proyecto fue que tenía como único objetivo “desplazar a la procuradora y quitarle poder real”. La reforma original tenía como principales ejes, revertir la eternidad del mandato y reducirlo a cuatro o cinco años y designar un cuerpo de cuatro subprocuradores.

La cuestión del plazo había generado ruido dentro de Cambiemos. Para el presidente, “claramente tiene que tener un plazo, es lógico que no sea un cargo vitalicio”. Para la diputada de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, eso no entraba entre los puntos importantes, pero sí la remoción de Gils Carbó. Lilita accionó y solicitó, a fines de junio, un pedido de juicio político contra la jefa de los fiscales, pero no recibió mayor respaldo de la oposición. El pedido fue un reiteración del realizado en 2013, por “mal desempeño en el ejercicio de sus funciones y delitos de la función pública”.

Debate

El presidente de la Comisión de Justicia en la Cámara Baja, Diego Mestre, de Cambiemos, adelantó que retomarán las negociaciones y ve “factible” que la propuesta obtenga dictamen favorable, según informó la agencia DyN. Para ello, deberá negociar con el massismo y el bloque Justicialista, de Diego Bossio. El diputado de la bancada de Bossio, Pablo Kosiner, pidió sacar del debate de la reforma “la coyuntura generada por el enfrentamiento entre el Gobierno y la procuradora”. El salteño afirmó, también para DyN, que se está “dialogando con todos los bloques” y aclaró que “no nos oponemos al proyecto en la medida que sea para mejorar el funcionamiento del sistema y ajustarlo al nuevo Código Procesal Penal”.

El diputado massista Juan Brügge retomó una de las principales críticas de la oposición y cuestionó “el excesivo poder que se le otorga al Consejo”. Consideró que “no correspondería los subprocuradores porque sería como un ministerio público paralelo” pero aclaró que “no habría inconveniente” para limitar a cuatro años el mandato del Procurador.

Mestre cree que la aprobación de la creación de la Comisión Bicameral sirvió para avanzar en el tratamiento de la reforma y admitió que desde el oficialismo están dispuestos a aceptar modificaciones pero se mantendrían firmes con las subprocuradorías.” Obviamente que si se sanciona esta ley, la procuradora va a tener menos facultades porque el Consejo del Ministerio Público Fiscal va a asumir algunas funciones”, reconoció el diputado radical.

En un segundo semestre parlamentario que aparece cargado, con reforma electoral y Presupuesto 2017 como temas que surgen como principales, el oficialismo deberá estar abierto a la negociación y a disminuir las ambiciones si desea que la reforma del Ministerio Público Fiscal avance.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés