Pymes alertan sobre los efectos de la apertura

05-01-2017
Compartir

Transcurridos muy pocos días del 2017, la agenda económica sigue al tope de la preocupación empresaria, en especial de las pequeñas y medianas empresas. El titular de la la Central de Entidades Empresarias Nacionales (CEEN), Francisco Dos Reis, advirtió ayer que “aumentar el ingreso de productos importados disparará el desempleo en el país, porque las fábricas y los comercios no podrán resistir el impacto”, al tiempo que acusó al Gobierno Nacional de pretender “achicar el consumo para que baje la inflación a costa de los trabajadores y empresarios que se quedan sin trabajo”.

Fiel a su estilo frontal, Dos Reis, también presidente de la Asociación Latinoamericana de Pymes (Alapyme), consideró que “el año pasado se volvió a demostrar que la apertura de importaciones se traduce indefectiblemente en el cierre de cientos de fábricas y la pérdida de miles de puestos de trabajo en los sectores productivos y, fundamentalmente, en las pymes, que generan más del 70% del empleo del país”.

En un escenario en el que la economía aún no despega y que presenta importantes desafíos de cara al futuro, las pequeñas y medianas empresas son las que se llevan la peor parte. En ese sentido, Dos Reis consideró que las medidas anunciadas por el nuevo titular del Palacio de Hacienda “tendrán un impacto aún más grave del que se está sufriendo para algunos sectores y regiones, pero en definitiva afectará a toda la industria y el comercio”.

El dirigente cuestionó también la política antiinflacionaria. “Se quiere achicar el consumo para que baje la inflación a costa de las personas que se quedan sin trabajo. Si se abren las importaciones para que baje la inflación, el impacto social y político será enorme y devastador”. Y recordó: “Ya lo vivimos en los 90 cuando el desempleo creció 20% y se arruinaron las pymes”.

Al respecto, destacó el impacto que tiene la apertura en diferentes industrias. “No se puede proteger la industria nacional abriendo el mercado porque afecta, aún más, a los rubros más sensibles como el textil, calzado, juguetes, entre otros”, remarcó Dos Reis, al tiempo que afirmó que “la economía cerrada no existe, pero tampoco la apertura indiscriminada porque esa es una propuesta perversa y propia de la ideología más liberal”.

De todos modos, Dos Reis precisó que el Gobierno “presenta contradicciones constantes que concluyen en la destrucción de la producción nacional y el trabajo, ya que el planteo de bajar la inflación con importaciones va en contra del objetivo inicial que proponía defender el proyecto industrial”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés