El Economista - 70 años
Versión digital

mar 31 Ene

BUE 28°C
Versión digital

mar 31 Ene

BUE 28°C

Nuevo descubrimiento de uranio-vanadio

Lo realizó la canadiense Blue Sky Uranium en Amarillo Grande, ubicado en Río Negro

29-09-2017
Compartir

La compañía minera canadiense Blue Sky Uranium realizó un nuevo descubrimiento importante de uranio-vanadio en Argentina, más precisamente en la provincia de Río Negro. Los resultados fueron obtenidos en el proyecto Amarillo Grande, ubicado en esa provincia.

La empresa Blue Sky Uranium explicó ayer desde su sede de Vancouver, Canadá, que Amarillo Grande “tiene el potencial de ser un proveedor líder nacional de uranio, para el creciente mercado argentino, y un nuevo proveedor de mercado internacional”.

El presidente y CEO de Blue Sky, Nikolaos Cacos, señaló que “siempre creímos que el proyecto, que abarca 269.000 hectáreas, tiene potencial para el descubrimiento de uranio-vanadio en todo el distrito, y estos resultados lo confirman”.

Cacos se refirió a las tareas efectuadas en el denominado “objetivo Ivana”, en el cual las perforaciones informadas anteriormente definieron “un corredor fuertemente mineralizado, que se extiende más de dos  kilómetros en dirección noreste, está entre 200 y 400 metros de ancho, hasta 20 metros de espesor, y está abierto a la expansión al sureste y al norte”.

Según detalló la compañía, la mayor parte del uranio-vanadio encontrado hasta la fecha en Ivana y en otras partes de la propiedad de Amarillo Grande consiste en mineralización de carnotita, en un tipo de depósito superficial, comparable a los del yacimiento de Langer Heinrich, en Namibia, con altas reservas probadas y probables de mineral.

Blue Sky Uraniun es propiedad del grupo Grosso, que también posee otras dos compañías con operaciones en la Argentina, las empresas Golden Arrow Resources Corp y Argentina Lithium Energy Corp.

“En algunas de las recientes áreas fuertemente mineralizados en Ivana se observó mineralización potencialmente primaria y con depósitos de tipo arenisca”, explicó la empresa.

Los reservorios de estas características, según aclaró la compañía, representan en la actualidad aproximadamente el 18% de los recursos mundiales de uranio, situados particularmente en Kazajstán, Estados Unidos y Níger.

La compañía indicó que comenzó “los estudios geofísicos adicionales” y nuevas perforaciones para expandir los corredores fuertemente mineralizados identificados hasta la fecha en Ivana.

Otra de las tareas preliminares que lleva adelante Blue Sky corresponde a las pruebas metalúrgicas, que “también están avanzando”.

El resumen técnico del programa de perforación precisó que el proyecto Amarillo Grande abarca una tendencia de 140 kilómetros de longitud, a lo largo de la cual se identificaron varias áreas de mineralización de uranio-vanadio.

“Desde el noroeste al sureste hay tres áreas principales de afloramiento, llamadas Santa Bárbara, Anit e Ivana”, según aclaró la empresa. Además, indicó que la fase uno del programa de perforación incluyó un total de 3.730 metros lineales con 256 extracciones de muestras.

Blue Sky tiene derechos exclusivos en más de 428.000 hectáreas ubicadas en dos provincias de Argentina.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés