El Economista - 70 años
Versión digital

sab 16 Oct

BUE 18°C

Versión digital

sab 16 Oct

BUE 18°C

“La sustentabilidad va de la mano de la innovación”

Entrevista a Sabina Zaffora, Gerenta de Asuntos Corporativos y Sustentabilidad de Natura.

18-07-2016
Compartir

La filial argentina de la empresa de cosméticos brasileña Natura tiene la gobernanza de sustentabilidad del área de América Latina ?fuera de Brasil? y trabaja con la mira puesta en la región. Muchas de las iniciativas se implementan primero en el mercado local para después ser llevadas a otros países. Sabina Zaffora, gerenta de Asuntos Corporativos y Sustentabilidad de Natura Argentina, le cuenta a El Economista cuáles son las prioridades actuales de la empresa y de qué manera se trabaja en una empresa que tiene a la sustentabilidad en el corazón de su negocio.

¿Dónde pone actualmente el foco Natura en lo que se refiere a sustentabilidad?

Hace dos años lanzamos la nueva visión de Natura sobre sustentabilidad con objetivos a 2020 y a 2050. Y este documento marca la agenda actual sobre las metas y ambiciones en tres áreas diferentes. La primera está relacionada con la marca y el producto, que va desde el diseño, pasa por las huellas ambientales y sociales y destaca también el proceso de imaginarios y de comunicación de la marca. La segunda se refiere a las redes y tiene que ver con los grupos con los que trabaja natura: colaboradores, consultoras, proveedores y comunidad. Y la tercera toca de cerca la gobernanza y gestión de la empresa, con una mirada puesta en la transversalidad y valoración de las externalidades.

¿En qué objetivos están trabajando actualmente en la operación local respecto a esta visión y con qué metas?

Estamos trabajando fuerte, por ejemplo, en programas para agregar mayor material de reciclado posconsumo en los embalajes. El objetivo es alcanzar entre 30% a 50% a 2020, un porcentaje que en Brasil ya se consigue. Con este objetivo, fundamos con otras empresas el Consejo Empresarial para el Reciclado (Cempre) local y trabajamos junto a la Ciudad de Buenos Aires para la gestión integral de los residuos sólidos urbanos (Girsu). Hicimos una prueba piloto de un año donde movilizamos la red de consultora de Natura e incluimos a los consumidores en una campaña que nos permitió recuperar 30 mil toneladas de residuos.

¿Es un programa que va a tener continuidad?

Creemos que ya hemos incorporado el hábito y ahora estamos estudiando con el Cempre un estudio del ecosistema de reciclaje que evalúa la inversión en el proceso de producción para poder recuperarlos y utilizarlos. Por ejemplo, junto a otras empresas, estamos viendo cómo invertir en la mejora de la productividad de las cooperativas de recicladores urbanos que trabajan en la Ciudad.

¿La reciente compra de los 70 mil bonos de carbono del parque eólico Rawson de Genneia también se alinea con esta visión global?

Nosotros somos una empresa que asumió el compromiso de carbono neutro y en 2020 debemos reducir a nivel corporativo 33% la huella de carbono. Este objetivo global se trabaja en cada uno de los países. Con esta compra estamos cubiertos en Argentina por tres años. El año que viene seguramente se evaluaran otras alternativas similares. Y suponemos que van a ser otros tiempos. Este fue un proceso muy largo de casi tres años porque al ser la primera compra tuvimos varias auditorias y Genneia, además, debió inscribirse en el mercado voluntario.

¿En qué otras áreas trabaja Natura para reducir la huella de carbono?

Cerca de 14% de los inventarios de carbono tienen que ver con el transporte. Por lo tanto hicimos un mapa con especialistas para ver cómo estábamos parados nosotros y nuestros proveedores, y qué oportunidades teníamos para mejorar la logística y reducir nuestra huella ambiental. En ese sentido mejoramos nuestro centro de distribución y ya llevamos a casi 80% de nuestra flota a GNC. También hicimos una prueba en la Ciudad de Buenos Aires de entrega de los productos a las consultoras en bici pero lo discontinuamos porque los carritos no se adaptaban a la bici senda local. En Córdoba, tenemos una alianza con Andreani y Zanella que puso en la calle una moto de menor cilindrada y consumo para la entrega de los pedidos.

Por lo que cuenta, Natura pone un especial interés en el diagnóstico para actuar...

Creo que para empezar a hacer primero hay que medir. Si no empezás con un diagnóstico es muy difícil saber qué hay que hacer. Por eso, lo primero que hacemos es un inventario de cada uno de los temas de interés que atraviesa el proceso y gestión de la compañía. Con esto me refiero a la extracción de la materia prima, la producción, la distribución, la comercialización y también al consumo. Ya tenemos en marcha el inventario de residuos, el inventario de carbono y ahora estamos trabajando en el inventario de agua para el año próximo.

¿Qué desafíos se presentan respecto a la huella del agua?

Es un desafío muy grande porque ya medíamos la huella en nuestro proceso productivo y en nuestras oficinas, pero debemos ampliarlo a todo el proceso hasta que el producto llega a la mano del consumidor. Nuestros productos- champú o jabones- tienen un uso que involucra el consumo de agua y de ahí la complejidad.

Natura es mencionada como una empresa que tiene a la sustentabilidad como prioridad de su negocio. ¿Cree que esta decisión debe aparecer en el futuro de cualquier empresa?

La sustentabilidad es una tendencia del mercado y no una tendencia de marketing. Tiene que ver con la sustentabilidad misma del negocio y con una mirada que atraviesa lo social, lo económico y lo ambiental. La atención está puesta en el mediano y largo plazo para atender oportunidades de innovación. La sustentabilidad está anudada a la innovación y seguramente habrá momentos de incertidumbre. Pero es una manera también de estar preparados para un consumidor más activo y más alerta.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés