El Economista - 70 años
Versión digital

sab 24 Sep

BUE 17°C
Versión digital

sab 24 Sep

BUE 17°C

El sector metalúrgico es una aspiradora de dólares

En los primeros tres trimestres del año el déficit de la balanza comercial sectorial llegó a US$ 16.183 millones

16-11-2017
Compartir

Por Carlos Boyadjian

Si bien la tendencia es muy conocida, los datos duros no dejan de sorprender por la profundidad del desbalance. Según el último informe de comercio exterior de la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina (Adimra), durante el tercer trimestre de 2017 la balanza comercial metalúrgica arrojó un saldo negativo de US$ 6.137 millones, 36,2% más que en el mismo período del año anterior. Mientras las exportaciones aumentaron 38,6% hasta llegar a US$ 973 millones, las importaciones tuvieron un salto de 36,5%, con compras de bienes del exterior por US$ 7.110 millones.

El informe señala que el crecimiento de las exportaciones en el período julio-septiembre (sin considerar “tubos y perfiles de acero”, “aeronaves” ni “buques y embarcaciones”) se debe principalmente a un incremento del 12% en las cantidades y un efecto precios del 1%. En tanto, a nivel de importaciones influyó negativamente el precio de los bienes (-4%) pero empujaron para arriba las cantidades (39%).

Por su parte, en el acumulado de los primeros nueve meses del año “el déficit comercial alcanzó los US$ 16.183 millones, producto de un alza de 24,1% en las exportaciones y del 18% en las importaciones”, explica el documento elaborado por el Departamento de Estudios Económicos de Adimra. Es una foto interesante por la recuperación de las ventas externas pero que no logra revertir la tendencia, sino que más bien profundiza el déficit de la industria metalúrgica, debido a la elevada participación de las importaciones en el intercambio sectorial.

Como es de esperar, existe una cierta correlación entre la producción de la industria y el nivel de importación del sector metalúrgico. “El crecimiento de las compras al exterior en el 2017 se da en el marco de una política de mayor apertura comercial, en conjunto con una recuperación parcial del nivel de actividad industrial y de la industria metalúrgica en particular”, destaca Adimra.

A nivel de rubros, sobresalen las importaciones de autopartes (+16% en nueve meses), equipos de telecomunicaciones (+51%), equipos de oficina, impresión e informática (+190%) y grupos electrógenos (-179%), en un contexto en el que sólo cinco países explican el 70,7% del total de importaciones metalúrgicas.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés