El Economista - 70 años
Versión digital

vie 15 Oct

BUE 15°C

Versión digital

vie 15 Oct

BUE 15°C

El mercado de oficinas presenta buenas señales

20-10-2016
Compartir

El contexto macroeconómico complejo que vive el país no logra desalentar a los desarrolladores inmobiliarios corporativos ni a los operadores que dinamizan el mercado de oficinas. Acostumbrados a mirar más bien el largo plazo, el segmento de oficinas de Buenos Aires, el más grande y desarrollado de la Argentina, exhibe señales positivas, en especial en lo que hace a la tasa de vacancia (traducida en m2 disponibles) y absorción de unidades nuevas.

Un informe de la consultora Newmark Grubb Bacre asegura que se llega a esta altura del año con “con un mercado con baja vacancia y tres trimestres consecutivos de absorción neta positiva. La absorción neta es la ocupación de espacio (metros cuadrados) en relación a los nuevos metros que ingresan al mercado.

Durante el tercer trimestre del año el porcentaje de vacancia “cerró en 7,88% sobre el inventario disponible, representando uno de los porcentajes de vacancia más bajos de Latinoamérica”. Esto llevó a una cierta recuperación de los precios de alquiler de oficinas Clase A. El informe destaca que el valor de renta promedio se incrementó respecto del segundo trimestre del año, llegando a los US$ 25,99 m2 mensuales y registrándose un aumento del 1,44% en lo que va del año. Asimismo, Newmark resalta que “los últimos cierres de contratos nuevos y renovaciones superan el promedio ponderado, marcando una tendencia en alza para el próximo trimestre”.

La nueva City

No obstante, el informe señala que para el próximo trimestre no se esperan incorporaciones relevantes al stock del mercado Clase A. es que entre julio y septiembre ingresaron a la oferta disponible el edificio Madero Riverside, en el submercado Puerto Madero, con 29.000 m2 totales y 16.500 m2 rentables; también el edificio de Carlos Pellegrini 719, con un total de 12.500 m2 totales y 5.477 m2 rentables en el submercado 9 de Julio; y por último la propiedad de Chile y Paseo Colón, con una disponibilidad total de 16.000 m2 y 10,260 m2 rentables.

“Se suman así 40.600 m2 rentables al inventario que impactan por tercer trimestre consecutivo con absorción neta positiva, sumando un total de 84.071 m2 absorbidos en el año”, consigna Newmark Grubb.

Parte de esta absorción de metros cuadrados responde a la mudanza de entidades bancarias a nuevos edificios. Tal es el caso del Banco Macro y el BBVA. “Los grandes bancos están corriendo sus sedes del Microcentro a nuevos destinos: el ICBC en Puerto Madero, el Macro y BBVA en Catalinas, y el HSBC en Plaza Roma comienzan a delinear un nuevo escenario”, sostiene el informe. Es lo que informalmente ya se denomina “la nueva City”.

Se estima que en los próximos 18 meses se van a liberar en el Microcentro porteño unos 40.000 m2 . “El desafío será la relocalización de empresas en esos metros eficientes y más económicos, quizás configurando un nuevo escenario en el downtown porteño”, consigna Newmark Grubb Bacre.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés