El Gobierno subsidiará las tarifas de gas en la patagonia

El Estado se hará cargo de la diferencia entre los aumentos iniciales y los que deriven del techo de 400%.

25-05-2016
Compartir

La Administración Pública nacional cubrirá la diferencia entre el tope de 400% que  puso el Gobierno Nacional a los incrementos en las tarifas de gas natural para la Patagonia y los aumentos que ya estaban estipulados por la modificación del esquema tarifario en abril. El ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, había adelantado durante la conferencia de prensa en que anunció las modificaciones que sería Enargas el encargado de llevar adelante el proceso de cálculo de las nuevas tarifas.

Según El Inversor Online, portal especializado en noticias del sector energético, “la metodología que se aplicaría será la siguiente: por instrucción del ente regulador, Camuzzi Gas del Sur, la distribuidora de gas la región, tomará como base la demanda de gas ?medida en metros cúbicos (m3)? de cada usuario domiciliario durante 2015. A  ese consumo se aplicarán los cuadros tarifarios viejos que tuvieron validez hasta el 1° de abril de este año. Finalmente, sobre ese monto en pesos se correrá un incremento del 400%, que marca el tope anunciado ayer”. La diferencia, la cubrirá el  Estado Nacional.

“El Tesoro lo va a cubrir”, aseguró a El Economista Evelin Dorsch, socia de la Consultora Ledesma. “Y esto le impone más presión al déficit fiscal. O el Gobierno va a estar más dispuesto a mostrar un rojo fiscal más alto o va a tener que tomar más deuda, o emitir más. El mecanismo de financiamiento es una decisión que está por  verse, pero una u otra cosa va a ser, porque el Gobierno se encontró con un límite político a su intención de bajar el déficit fiscal”, aseguró.

Según anunció el Gobierno ellunes, los usuarios residenciales tendrán un tope de 400% de aumento, mientras que los no residenciales no tendrán rebajas pero podrán pagar sus tarifas de invierno -cuando el consumo es más alto producto de las menores temperaturas- en dos partes, en los dos veranos próximos. De esta forma, el Gobierno Nacional dio lugar a los reclamos de los gobernadores, quienes venían reclamando ?a través de la justicia, en algunos casos? en contra de incrementos que llegaban en

algunos casos hasta 2.000% de incremento. “Desde el punto de vista fiscal es insuficiente, pero desde la búsqueda de limitar el impacto, es razonable”, plantea Dorsch.

“La aplicación de la corrección fue muy desprolija si al GBA le bajaron las tarifas y le subió 2.000% a las provincias patagónicas; hay algo que no estuvo bien realizado”, manifestó.

Un avance, pero insuficiente

Para la Confederación Argentinade la Mediana Empresa (CAME), en tanto, los  cambios no fueron suficientes. “Las últimas medidas tomadas por el Ministerio de Energía y Minería de la Nación para compensar los agresivos incrementos en las tarifas de gas aplicados a las pymes se valoran por la intención, pero no resuelven el gravísimo problema generado en el sector”, consideró la entidad a través de un comunicado. “Este sistema tiene al menos dos problemas. El primero, es que no se tiene en cuenta que en la mayoría de las industrias y comercios el uso del gas no es estacional, se consume casi por igual todo el año. Con esto, la financiación de 50% genera un problema hacia adelante, porque a partir de octubre deberán pagar boletas más abultadas”, plantea el comunicado. Así, según la CAME, algunos comercios podrían pagar hasta aumentos de 2.600% a partir de octubre.

“En segundo lugar, para empresas que recibieron ajustes de 800%, 1.000% o 2.000% en el gas, aunque se pague 50% del aumento ahora, sigue siendo excesivo para un momento en el que se frenaron las ventas, y los costos de producción siguen subiendo, a la vez que ya hay muchas empresas que se han visto obligadas a bajar sus precios aun a pérdida para sostener sus clientes”, agregó.

En tanto, Mario Das Neves, gobernador de Chubut y principal impulsor del reclamo de los mandatarios provinciales, valoró los cambios pero declaró que no son suficientes, por lo que seguirá discutiendo una salida al problema con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y Aranguren, la semana que viene. “Tenemos la postura clara y por eso judicializamos el aumento del gas y presentamos el amparo que fue admitido por el juez (federal de Rawson) porque necesitamos una protección ante una medida que  significa un  atropello para la gente”, señaló a Télam, y evaluó que la decisión de poner  un techo al aumento “demuestra que se equivocaron feo porque bajaron de 1.500% y 1.800% a 400% de un saque”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés