CAME pone el ojo en el costo de intermediación

Los precios de los productos crecen 5,6 veces desde el productor primario hasta llegar a las góndolas.

25-04-2016
Compartir

Desde hace varios meses a las tradicionales quejas de los productores primarios por los precios que perciben por parte de las industrias alimentarias, se suma el malestar de los consumidores por el incremento de precios de los productos de la canasta básica. Esto se da entre la suba generalizada de precios que la economía argentina viene transitando en los últimos meses. El malestar entre ambos extremos de la cadena de producción y consumo de alimentos parecería tener un denominador común. Los elevados costos de fletes y logística, sumados al incremento de los costos de intermediación y comercialización.

Según un reciente informe de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) los precios de 20 productos agrícolas que integran la canasta básica, se incrementan 5,6 veces entre el productor primario y la llegada a las góndolas. El Indice de Precios en Origen y Destino (IPOD), que elabora el Area de Economías Regionales de CAME, corresponde al desempeño durante el mes de marzo y muestra una relativa estabilidad con los meses precedentes. En cambio el IPOD ganadero mejoró 5,5% y redujo la brecha entre ambas punto a 3,8 veces.

“Esas distorsiones son muy dispares según sea el producto, región y tipo de comercio; pero en general suele estar determinada no sólo por los costos de producción, almacenamiento o transporte, sino por comportamientos especulativos de muchos actores del mercado”, señala el informe de CAME. Aun reconociendo que en algunos productos hay ciertas estacionalidades que entran en juego, no obstante, CAME apunta que “los altos costos de logística y fletes, la elevada carga fiscal, los abusos de muchos intermediarios y hasta las especulaciones y oligopolios en la oferta en el eslabón comercial generan abultados márgenes que explican la evolución irracional que muchas veces tienen los precios”.

Menú a la carta

Según los datos de CAME el IPOD se mantiene estable pese a los incrementos de los fuertes incrementos de los últimos meses porque la brecha se mantiene sin muchos cambios, es decir, suben los precios al producto y en destino. Los productos con mayores brechas son arroz (11,26 veces) y naranjas (10,33), mientras que en otra punta de la nómina el repollo (2,43 veces) y la lechuga (2,93) tienen las menores diferencias.

A nivel de los productores hay que recordar que en marzo 9 productos registraron una mejora en los precios al productor (redujeron la brecha) sobre un total de 20 que integran la canasta de medición. También mejoró la brecha en el caso del repollo y el brócoli. En el caso del IPOD referido a productos de origen animal el promedio registra una diferencia de 3,8 veces, probablemente porque esos productos estan mejos sujetos a la estacionalidad. La mayor diferencia se da en el caso de la leche (5,44 veces), la carne vacuna (4,50), mientras que el pollo exhibe una diferencial de 3,43 y el huevo un registro de 1,83 veces entre los que perciben los ovoproductores y lo que se paga en los comercios por la docena de huevo.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés