El Economista - 70 años
Versión digital

sab 16 Oct

BUE 19°C

Versión digital

sab 16 Oct

BUE 19°C

Arcor quiere proyectar sus negocios a Oriente

La compañía alimentaria es líder en Latinoamérica en el mercado de golosinas y una de las pocas multinacionales argentinas.

06-07-2016
Compartir

Un viejo axioma aconseja que para crecer en forma importante ?en los negocios y en la vida? hay que pensar y soñar en grande. Esto es aplicable a todos y cada uno de los mortales e incluso para una compañía gigante como Arcor, que pese a tener una posición consolidada no sólo en el mercado argentino sino también latinoamericano, ahora quiere expandir su producción en el Lejano Oriente.

Durante la celebración por los sesenta y cinco años de la compañía en el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (Malba) el presidente del Grupo Arcor, Luis Pagani, consideró que el consumo masivo en Argentina podrá recuperarse y retornar a sus mejores niveles “en tres o cuatro años”, en tanto admitió que el “sueño” de la compañía alimentaria es establecer una planta productora en Oriente. En un encuentro con periodistas en el museo Malba, convocados por el aniversario de la firma Pagani compartió sus impresiones acerca del desempeño económico en general y estimó que el PIB caerá este año entre 1% y 1,5%, pero pronosticó que en 2017 se recuperará 2%. Es una buena noticia considerando que el dinamismo del consumo, en gran medida depende del desempeño de la economía, que termina impactando en las decisiones de gastos e inversión.

Frente a la coyuntura que atraviesa el mercado local, Pagani admitió que el primer semestre del año tuvo un “desempeño flojo” y “las ventas cayeron en promedio 2%” contra el mismo período de 2015, con bajas más pronunciadas en los productos premium y de mayor precio unitario y, lógicamente, menos en la línea más económica.

Respecto a la situación en Brasil, Pagani afirmó que el mayor socio comercial de la Argentina atraviesa una seria crisis política y económica pero podrá superar su situación pasado el mes de agosto y que “no caerá más” a partir de entonces. Sin embargo, admitió que “la economía brasileña está más recesiva que la argentina y la situación que padece ese país nos complica porque somos complementarios”.

Los sueños

Desde la ciudad cordobesa de Arroyito, donde Arcor comenzó a producir en 1951, la compañía se constituyó en la principal empresa de alimentos de nuestro país, el mayor exportador mundial de caramelos duros, y el principal exportador de golosinas de Argentina, Brasil, Chile y Perú. Exporta a 120 países y posee 40 plantas industriales, de las cuales 30 están localizadas en la Argentina, 5 en Brasil, 3 en Chile, 1 en México y 1 en Perú, que emplean a unos 21.000 personas y un nivel de facturación que en 2015 llegó a US$ 3.200 millones.

En el plano de las proyecciones el titular del Grupo Arcor dejó unas pinceladas de su estrategia a futuro. Pagani confesó que su “sueño” es establecer una planta productora en Oriente, por la importancia de ese mercado desde el punto de vista de la cantidad de consumidores. “Luego del sueño viene su concreción”, consideró y luego explicó que países como Japón o Corea no son tan complejos como China, debido a las modalidades de sus intercambios comerciales. Casi como un calco de lo que a menudo señala el presidente Macri, el titutlar de Arcor enfatizó que “Argentina debe ser el supermercado del mundo” y aseguró que la actual apertura económica que propone el Gobierno hace que el país no deba defraudar esas expectativas.

Otros de los rubros en los que Arcor espera crecer en los próximos años es de baby food (comidas para bebés), pero en este campo no hubo precisiones. En los últimos años Arcor definió alianzas estratégicas con panificadora Bimbo y Coca-Cola, y tiene una opción de compra con La Serenísima, que se extiende hasta 2020, con lo que hasta esa fecha podría adquirir el control de la compañía láctea.

A su turno, el gerente de consumo masivo de la compañía, Marcelo Siano, afirmó que el rubro de los turrones tuvo un “crecimiento explosivo” y “creció sin pausa” en los últimos diez años, apoyado en su valor calórico y bajo precio.

Luis Pagani adelantó que a fines de julio inaugurará junto al presidente Mauricio Macri una planta de fructuosa en Arroyito, en la que la empresa destinó una inversión de US$ 70 millones. En ese sentido, Pagani recordó que Arcor divide su negocio en tres sectores principales, por un lado el consumo masivo, por otro el packaging ?que le permite envasar sus productos?y en tercer lugar, la agroindustria (azúcar, leche y fructuosa), las materias primas utilizadas en la producción de la firma.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés