El Economista - 70 años
Versión digital

mie 20 Oct

BUE 14°C

Versión digital

mie 20 Oct

BUE 14°C

Aerolíneas Argentinas sigue creciendo y lidera la Revolución de los Aviones

La opinión de Guillermo Dietrich sobre la actualidad del mercado aerocomercial

26-06-2017
Compartir

Por Guillermo Dietrich Ministro de Transporte (*)

Cada nueva noticia que recibimos de Aerolíneas Argentinas nos confirma que esta empresa tan querida por todos está en la senda correcta: la senda del crecimiento. Estamos impulsando una verdadera Revolución de los Aviones para que más gente vuele, conectando más a las provincias y con pasajes más económicos. Y nuestra prioridad, el líder incuestionable de esta Revolución, es Aerolíneas Argentinas. Nuestra empresa no para de crecer.

Durante mayo Aerolíneas creció un 21% con respecto al mismo mes del año pasado y un 24% con respecto a mayo del 2015. En un sector donde casi no hubo cambios en las participaciones de mercado, en los últimos 18 meses, Aerolíneas Argentinas pasó de tener una participación de mercado de 74% a estar cerca del 80% (es decir, del total de pasajeros que vuelan por las diferentes líneas aéreas hacia destinos nacionales, casi 8 de cada 10 lo hacen por Aerolíneas Argentinas). Aerolíneas no detiene la incorporación de flota: el mes pasado fue el turno de un nuevo Boeing 737-800 de los más modernos del mercado. Y este avión y los ocho que habrán entrado para fin de año tienen más asientos, lo que nos permitirá volar a más gente. Hacia eso apuntamos: nuestro objetivo es que para el 2019 Aerolíneas Argentinas tenga un 50% más de pasajeros. La llegada de nuevas líneas aéreas no asusta: cuanto más gente tenga en su mente que volar es una opción y elija volar, más gente lo hará también por Aerolíneas.

Pero eso no es todo. Ya conté alguna vez la emoción que transmitía la sonrisa de las hermanas Agostina y Catalina, dos chicas de 9 y 11 años que viajaban por primera vez en un vuelo inaugural, el de la empresa Andes desde Buenos Aires a Termas de Río Hondo. Esto es algo que vamos a ver cada vez más seguido: gente que nunca antes voló y que por primera vez experimentará la emoción de un despegue.

Justamente esta semana estuve presente en el anuncio de una alianza entre Boeing y Andes. Me pone muy feliz que el líder mundial en la construcción de aviones confíe una vez más en el país y decida asociarse con una empresa nacional como Andes, que nació pequeña y hoy está en una notoria expansión. ¿Saben que Andes inaugura una nueva ruta cada mes? En diciembre pasado empezó a volar desde Buenos Aires a Córdoba, en enero a Mar del Plata, en marzo a Mendoza, en mayo a Termas, en junio a Bariloche y en julio será el turno de Buenos Aires-Puerto Iguazú. Para fin de año, entre directos e indirectos, Andes tendrá casi cuatro veces más empleados que antes de que esta transformación estuviese en marcha. Es lo que siempre decimos: más vuelos, más rutas y nuevos aviones significan más trabajo para todos los argentinos. Una oportunidad única para que muchos jóvenes ingresen a un mercado muy especializado como el de la aviación.

Pero la semana siguió dándonos buenas noticias de aviación comercial. Me invitaron a asistir a la apertura de un nuevo Centro de Atención al Cliente de United Airlines que duplicará su personal en la Argentina, entregando servicios para Europa, Estados Unidos, América Latina, África y Medio Oriente. La empresa valora especialmente los trabajadores de nuestro país, personas altamente calificadas. En muy pocos países del mundo se puede encontrar tantas personas trilingües y tanta variedad de idiomas. Y es una oportunidad de empleo joven, de estudiantes, en muchos casos su primer empleo.

Y algo muy importante: como consecuencia de una Argentina cada vez más productiva, United Airlines volverá a volar Buenos Aires-Nueva York el 28 de octubre. En el 2013, con la caída de las inversiones, hubo una disminución de la gente que viajaba a ese destino hasta que finalmente la ruta se suspendió. Hoy, con nuevas oportunidades, creció un 20% el movimiento de profesionales, emprendedores y estudiantes entre Buenos Aires y Nueva York y la ruta está lista para volver.

Todo lo que está pasando es una novedad: durante 10 años la aviación comercial estuvo completamente trabada en el país. Hoy estamos construyendo una Argentina más conectada para que mucha más gente vuele, porque a todos les resultará más conveniente, con más opciones, más frecuencias, más conexiones y pasajes más baratos. ¿Y para qué? Para encontrarme nuevamente en la inauguración de un vuelo con la emoción de un chico preparándose por primera vez para el despegue.

(*) La columna fue publicada originalmente en guillodietrich.com

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés