El Economista - 70 años
Versión digital

mie 20 Oct

BUE 14°C

Versión digital

mie 20 Oct

BUE 14°C

Trump: oficializaron su candidatura

Pocos analistas creían que sería nominado.

20-07-2016
Compartir

Ayer la Convención republicana cumplió con la formalidad de designar candidato a Donald Trump. El eje del día fue la cuestión económica en la cual los republicanos creen tener algunos puntos a favor. Si bien en términos objetivos y comparativamente con otros países desarrollados la situación de Estados Unidos es buena, hay amplios sectores sociales que no están satisfechos con la marcha de la economía. Por otra parte, en muchas encuetas Trump es considerado más apto que Hillary Clinton para manejar la economía.

Entre los oradores de ayer estuvieron el presidente de la Cámara de Representantes Paul Ryan y el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie. Desde el inicio del día se procuró que la segunda jornada sea mejor que la primera.

La Convención republicana arrancó mal el lunes. Está latente el riesgo de que sea una Convención fallida y que se pierda la oportunidad ?una de las pocas que le quedan a Trump? para acortar la ventaja que le lleva Hillary. Durante los días en que se desarrolla su convención, los partidos y su candidato concentran la atención y es clave saber aprovechar ese momento. Si un candidato no sale de esa instancia con algunos puntos más en la intención de voto de los que tenía antes de su realización, se considera un fracaso. Y los republicanos ya no tienen espacio por los errores no forzados.

En la apertura de la Convención, los republicanos jugaron algunas cartas fuertes con eje en la seguridad, pero casi de lo único que se habló el día posterior fue de las frases que Melania Trump habría plagiado del discurso de Michelle Obama en 2008. El tema no es menor porque la presencia de su mujer y sus hijos ? uno de ellos habló ayer- en el escenario es clave para Trump en su intento por recuperar espacio entre las mujeres.

Los dos últimos días de la Convención los republicanos deberán levantar la puntería y generar entusiasmo porque de lo contrario van a transmitir la sensación de que no están pensando en ganar el 8 de noviembre sino en cómo empezar a reconstruir el partido el día después.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés