Para la tribuna: Trump sacó a EE.UU. del TPP

24-01-2017
Compartir

Nada de imagen serena ni onda cool como en los tiempos de Barack Obama, Donald Trump promete un estilo hiperkinético en la Casa Blanca. En sus primeros días las reuniones se multiplican y su agenda está cargada. Ayer firmó la orden ejecutiva por la cual excluye a Estados Unidos del Acuerdo Trans Pacífico. Con esa iniciativa, procura demostrar que está dispuesto a llevar adelante su agenda y cumplir con sus promesas de campaña.

De todas maneras, se trata de algo meramente simbólico porque el TPP (según su sigla en inglés) no tenía viabilidad. Carecía de apoyo en el Congreso y hasta Hillary Clinton anunció durante la campaña que ya no apoyaba la iniciativa como lo había hecho inicialmente. Pero en política, los gestos tienen valor y muchos analistas consideran que se trató de un anticipo de medidas de Trump en materia de acuerdos comerciales que pueden ser más relevantes.

Esta semana Trump recibirá a la primera ministra del Reino Unido, Theresa May que va a Washington con la idea de discutir un acuerdo comercial que revierta la percepción de aislamiento que generó el Brexit. Trump sostuvo durante la campaña que rechazaba los tratados comerciales que incluían a distintos países pero que estaba dispuesto a avanzar en acuerdos bilaterales. Por lo tanto, es probable que muestre una actitud receptiva frente a la propuesta de May. El 31 de enero se reunirá con su par de México, Enrique Peña Nieto con el que empezará a discutir algunos cambios al Nafta. Luego será el turno de comunicarle formalmente al canadiense Justin Trudeau que las cosas son distintas ahora.

Mensaje político

Trump con estas iniciativas procura darle respuesta al sector del electorado que resulto clave para su triunfo en noviembre que son los trabajadores industriales que perdieron su empleo o temen perderlo y que tienen un peso decisivo en aquellos estados que terminaron definiendo la elección. Son los distritos del llamado cinturón industrial que sufrieron la deslocalización de muchas empresas y de allí que el mensaje antiglobalizador haya tenido una penetración en esos lugares que no tuvo en otras partes del país.

También ayer, Trump se reunió con un grupo de empresarios, algunos de los cuales presiden empresas con fuerte presencia en Argentina como Mark Fields de Ford Motor y Andrew Liveris de Dow Chemical. Precisamente este último dijo al término de la reunión que el Presidente les pidió que volvieran dentro de treinta días con propuestas concretas para impulsar al sector industrial. A los hombres de negocios les prometió bajar impuestos y reducir en un 75% las regulaciones que pesan sobre la actividad de las empresas.

De todas maneras, todos saben que Trump está dispuesto establecer altos impuestos para ingresar al país a los productos de aquellas empresas que decidan trasladar sus operaciones al exterior.

Que las iniciativas contrarias al librecomercio sean impulsadas desde Washington constituyen una novedad histórica. Y los mercados financieros no la recibieron de la mejor manera porque ayer volvieron a bajar las acciones y el dólar cedió posiciones frente al resto de las monedas.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés