El Economista - 70 años
Versión digital

mar 28 Jun

BUE 11°C
Versión digital

mar 28 Jun

BUE 11°C

Los mercados hacen pie pero el ruido continúa

Todavía reina la confusión en torno a cuáles serán los próximos pasos de la salida británica de la Unión Europea.

29-06-2016
Compartir

Los mercados mundiales hicieron pie ayer después del primer impacto de la votación de Gran Bretaña para salir de la Unión Europea, pero el equilibrio financiero seguía en estado delicado ya que Londres continuaba esquivando las exigencias europeas para que haga efectivo el divorcio.

En medio de la elevada incertidumbre, la mejora leve de los mercados fue atribuida a compras de oportunidad, en lugar de confianza en una mejora firme del panorama. La libra esterlina subió 1% a casi 1,34 dólares y las acciones europeas avanzaron algo más de 2 por ciento, favoreciendo también a Wall Street.

“Gran Bretaña saldrá de la Unión Europea pero quiero que ese proceso sea lo más constructivo posible”, dijo el primer ministro británico David Cameron al llegar a una cumbre de líderes de la UE en Bruselas.

Todavía estaba en el aire en qué momento el Reino Unido aplicaría el procedimiento del Artículo 50 del Tratado de Lisboa, que establece el mecanismo formal para anunciar el abandono de algún país integrante de la UE.

Sin autoridad política para dar ese paso desde que renunció el día después del referendo por el Brexit, Cameron dejó la decisión para el que vaya a sucederlo en el puesto. El Partido Conservador dijo ayer que esa designación se haría el 9 de septiembre.

Pero el presidente francés, François Hollande, redobló la presión, al decir que “el proceso para que Reino Unido salga de la Unión Europea debe comenzar tan pronto como sea posible”. Por su parte, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, dijo: “no podemos quedarnos enredados en una incertidumbre duradera”.

Las aguas también están agitadas dentro de la UE, con un aumento de las tensiones separatistas y antieuropeas. El ministro de Relaciones Exteriores de Polonia, Witold Waszczykowski, pidió la renuncia de toda la cúpula de la Comisión Europea.

Incrementando el ruido político, la primera ministra escocesa Nicola Sturgeon dijo que hoy se verá con líderes del Parlamento Europeo para buscar la manera de mantener a Escocia dentro de la UE.

Por el lado de la economía, el subdirector gerente del Fondo Monetario Internacional, Zhu Min, advirtió que el Brexit afectará al crecimiento global, que experimenta un repunte muy tenue y ya enfrenta otros riesgos.

La calificadora Fitch dijo que el Brexit sería “disruptivo” para los bancos globales de Estados Unidos que tienen operaciones significativas en Gran Bretaña, afectando a su rentabilidad.

En tanto, un funcionario de la UE dijo que el bloque mudaría su regulador bancario desde Londres, donde está localizado actualmente, hacia París, y que el Banco Central Europeo insistirá en que el clearing de euros se realice en la zona euro.

Por su parte, Standard & Poor's dijo que Gran Bretaña probablemente evitaría una recesión, siempre que el Banco de Inglaterra recorte las tasas de interés y reactive su programa de alivio monetario.

Sin embargo, en el sentido contrario, el ministro de Finanzas George Osborne dijo que el país debería elevar los impuestos y reducir el gasto público este año para estabilizar las cuentas públicas por el impacto del Brexit.

En una nota positiva, el ministro británico encargado de temas empresariales, Sajid Javid, dijo que el abandono de la UE tendría oportunidades de mediano plazo, sobre todo para la industria automotriz.

Pero la jefa de la Confederación Industrial Británica, Carolyn Fairbairn, sostuvo que el gobierno estaba lejos de tener un plan. “Hay una preocupación genuina muy alta en la comunidad de negocios”, sostuvo.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés