El Economista - 70 años
Versión digital

mie 27 Oct

BUE 25°C

Versión digital

mie 27 Oct

BUE 25°C

La Reserva Federal deja la tasa sin cambios

La debilidad reciente del mercado laboral de Estados Unidos pesó en la decisión que adoptó organismo monetario.

16-06-2016
Compartir

La Reserva Federal de Estados Unidos mantuvo ayer su tasa de interés sin cambios en el rango de 0,25 a 0,50%, como se esperaba, pero rebajó sus proyecciones macroeconómicas y la perspectiva del aumento del costo del crédito a partir del 2017.

El organismo dirigido por Janet Yellen apoyó su decisión principalmente en la reciente desaceleración del empleo estadounidense. Sin embargo, en un panorama positivo para lo que resta del año, dijo que “la actividad económica se expandirá a un ritmo moderado y los indicadores del mercado laboral se fortalecerán”.

Los mercados financieros casi pasaron por alto el anuncio de política monetaria, que ya habían descontado. La plaza de futuros seguía viendo como más probable un solo incremento de los fed funds este año recién en diciembre, aunque con una probabilidad de 50%, algo menor que en los últimos días.

Las acciones en Wall Street cerraron con pérdidas tenues, en la quinta caída diaria consecutiva debido al nerviosismo que genera la posible salida británica de la Unión Europea (UE).

En una presentación posterior al anuncio del mantenimiento de las tasas, Yellen reiteró su enfoque cauto para la economía y la política monetaria. “Tenemos que estar seguros de que hay suficiente impulso (en la actividad para subir las tasas)”, sostuvo. “No sé cuál será el cronograma (...) realmente tenemos que ver los datos (...) es posible en cualquier reunión” de la Fed.

“El Brexit es algo que discutimos y es justo decir que fue uno de los factores que fueron incorporados en las decisiones de hoy”, agregó la jefa de la Fed.

Los números de la economía de Estados Unidos que se dieron a conocer ayer corroboraron un cuadro mixto, por más que para el segundo trimestre se prevé un repunte del PIB, que mostraría un avance cercano a 2,5% después del bache del primer trimestre.

Según los últimos indicadores, la producción manufacturera de Estados Unidos bajó inesperadamente en mayo por el mal desempeño del sector automotriz, que este año registró un auge sostenido. Aparte, las cifras de los precios al productor evidenciaron cierta debilidad, en una señal de que las presiones inflacionarias están contenidas. En sus proyecciones actualizadas de ayer, la Fed redujo su estimación del crecimiento económico para este año a 2,0% desde 2,2% y si bien dejó sin estable la perspectiva para la tasa de interés referencial en 0,875 para fin de 2016, la recortó a 1,625% desde 1,875% en 2017 y también la redujo para más adelante en el futuro.

La Fed “continúa creyendo que sus planes para elevar las tasas fueron frustrados por una serie de 'vientos en contra' extraordinarios”, dijo FTN Financial tras el anuncio. “Un aumento en julio será difícil considerando los recientes datos flojos del empleo, el Brexit y los nuevos problemas en China. Incluso, si logran subir la tasa en septiembre, otra alza en octubre o diciembre es poco probable”, agregó la firma.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés