El Economista - 70 años
Versión digital

jue 11 Ago

BUE 10°C
Versión digital

jue 11 Ago

BUE 10°C
Abajo

La economía de EE.UU. se contrae por segundo trimestre consecutivo: se encienden los temores de una recesión

Dos trimestres consecutivos de crecimiento negativo son una regla general de que se está produciendo una recesión

El informe llega en un momento crítico.
El informe llega en un momento crítico.
28-07-2022
Compartir

La economía estadounidense se contrajo por segundo trimestre consecutivo, con una caída del crecimiento a una tasa anual de 0,9% en el período abril-junio.

Es probable que el informe tan esperado genere un nuevo debate sobre la economía tambaleante y se sume a los crecientes dolores de cabeza políticos de la administración del presidente Joe Biden

Mientras tanto, la Reserva Federal se está moviendo para desacelerar el crecimiento económico en un intento por contener la inflación altísima.

  • Los economistas esperaban que la economía creciera a un ritmo anualizado del 0,4%.

Los datos se conocen después de que el PIB cayera a una tasa anualizada del 1,6 % en los primeros tres meses del año, ya que el comercio pesó sobre el crecimiento general.

Sin duda, un grupo independiente de economistas decide oficialmente si Estados Unidos está oficialmente en recesión o no, y aún no lo han llamado.

Dos trimestres consecutivos de crecimiento negativo son una regla general de que se está produciendo una recesión, pero el grupo evalúa una variedad de indicadores para determinar si se está produciendo una recesión, incluido el mercado laboral, que se mantiene sólido.

En el trimestre más reciente, el crecimiento se vio afectado cuando las empresas redujeron las inversiones en inventario después de aumentarlas agresivamente para satisfacer la demanda y combatir los problemas de la cadena de suministro. El cambio en los inventarios eliminó más de 2 puntos porcentuales del crecimiento general.

  • En particular, el gasto de los consumidores, un importante contribuyente a la actividad económica, se desaceleró al 1%, 0,8 puntos porcentuales menos que en el período anterior.
  • Dentro del gasto del consumidor, hay una historia familiar: los estadounidenses están pasando de gastar en bienes a servicios. El gasto en bienes eliminó un punto porcentual completo del crecimiento, mientras que los servicios contribuyeron con 1,7 puntos porcentuales.
  • La inversión en vivienda y negocios (en equipos, software o nuevos edificios) también se suavizó en comparación con el trimestre anterior.

Aún no es oficialmente una recesión, pero los datos muestran que la economía se tambalea a medida que el crecimiento se desacelera.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés