El Economista - 70 años
Versión digital

mar 19 Oct

BUE 13°C

Versión digital

mar 19 Oct

BUE 13°C

Hillary: política a tiempo completo

El triunfo de la perseverancia.

09-06-2016
Compartir

Hillary Clinton será finalmente la candidata presidencial demócrata. Hay en ese logro un evidente mérito personal. En sus años en la Casa Blanca tuvo que superar el fracaso de su iniciativa para reformar el sistema de salud, y en otro plano, sobreponerse al episodio de Monica Lewinsky. Le tocó justo a ella que es una abanderada mundial en la lucha por la dignidad de las mujeres. Pero siguió en la arena política y fue electa senadora por el estado de Nueva York cuya cultura expresa mejor que nadie. Luego vino su intento presidencial de 2008 y recibió otro duro golpe al ser derrotada en las primarias por Barack Obama. Un senador que recién estaba cumpliendo su primer mandato le ganaba a una de las principales figuras del partido. Para colmo, muchos funcionarios del gobierno de su marido y aliados políticos de los Clinton de toda la vida le dieron la espalda y apostaron por la imagen de cambio que proyectaba Obama. Pocos creían luego de esa derrota que volvería a pelear por la candidatura presidencial. Desde 2009, mostrando una gran responsabilidad institucional, se desempeñó como secretaria de Estado durante el primer mandato de Obama. Cuando dejó el cargo, la posibilidad de empezar otra campaña presidencial parecía remota. Pero lo suyo es ciento por ciento política. Se largó de vuelta, y lo que parecía un trámite sencillo, resultó ser una dura y prolongada temporada de primarias, que si bien siempre la tuvo como favorita, recién obtuvo la candidatura en la última fecha. Su dificultad para derrotar a una figura de mucho menor peso político como el senador Bernie Sanders alimentaron la visión, de que pese a sus cualidades políticas, despierta muchas resistencias como para convertirla en una buena candidata. Pero como política de tiempo completo, recorrió el país hasta el último minuto de las primarias y ocho años después logro su objetivo. Y sólo una hecatombe política podrá evitar su retorno a la Casa Blanca, pero en esta oportunidad, como Presidenta.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés