El Economista - 70 años
Versión digital

jue 30 Jun

BUE 11°C
Versión digital

jue 30 Jun

BUE 11°C

Fed: a la espera de las proyecciones

Hay una amplia expectativa por las previsiones que dará el miércoles el Banco Central para su propia tasa. ¿Qué dirá?

13-06-2016
Compartir

Las proyecciones que dará a conocer la Reserva Federal de Estados Unidos el miércoles sobre las expectativas de sus propios funcionarios para la política monetaria orientarán el panorama económico internacional esta semana. Si bien se descuenta que el organismo dirigido por Janet Yellen dejará sin cambios su tasa el miércoles, la atención está en saber si mantiene su previsión de dos aumentos este año, o lo altera.

Una posibilidad es que los directivos del Banco Central norteamericano consideren que la debilidad que reflejaron las cifras del empleo de mayo solo sea transitoria y sostengan su visión de una economía en recuperación a lo largo del año. Esto llevaría a que el cuadro de “dots” (puntos) siga mostrando una proyección de dos alzas de tasas en 2016.

Sin embargo, los economistas creen que, así como el FOMC ?el comité monetario de la Fed? tiene incorporada la perspectiva de una economía en recuperación, al mismo tiempo es muy propenso a postergar el ajuste monetario ante cualquier perturbación de la situación global. Como resultado, por más que sus propias estimaciones refleja dos subas de tasas en 2016, muchos analistas ven solo una.

“Como las fuerzas en contra globales (...) son una constante no mencionada en las proyecciones del FOMC, es totalmente razonable asumir que algo inesperado impedirá el ajuste en la mayoría de los encuentros del FOMC, limitando las alzas de tasas a las raras ocasiones de calma”, dijo un informe de FTN Financial. “Una (suba una sola) vez al año parecería estar bien”.

La principal de esas fuerzas globales actualmente es el Brexit. La ansiedad en torno a la posible salida de Gran Bretaña de la Unión Europea es muy elevada y aumentó todavía más el viernes pasado, cuando una encuesta de ORB para el diario The Independent mostró que la intención de voto por el out en el referendo del 23 de junio superaba por 10 puntos al in.

Para la economía, la preocupación inmediata pasa por el impacto que sufrirían los mercados globales, pocos meses después de que se desplomaran por los temores sobre cómo la nueva conducción del Partido Comunista en Pekín estaba administrando el declive de la economía china. Frente al riesgo de que el Brexit asfixie la liquidez, el Banco de Inglaterra y el Banco Central Europeo ya prepararon planes de inyección de fondos extra en el sistema financiero.

El Banco Central británico, el Banco Nacional de Suiza y el Banco de Japón (BOJ) también concentrarán la atención esta semana, con sus encuentros de política monetaria. Los inversores globales están siguiendo de cerca al organismo monetario japonés porque creen que, más pronto que tarde, el responsable del BOJ, Haruhiko Kuroda, profundizará su estrategia expansiva en un nuevo intento por impulsar la inflación y de esa manera alentar a la deprimida economía nipona. Esto podría sumar otro frente de tormenta a la economía internacional, en caso de derivar en una depreciación grande del yen.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés