El Economista - 70 años
Versión digital

lun 25 Oct

BUE 29°C

Versión digital

lun 25 Oct

BUE 29°C

En Estados Unidos, la cantidad de votantes será un dato clave

04-11-2016
Compartir

El mundo está pendiente de las elecciones presidenciales de Estados Unidos. Y la incertidumbre que se instaló sobre el resultado se tradujo en una gran volatilidad en los mercados financieros. En los últimos días, las Bolsas y el dólar se debilitaron mientras que se fortalecieron el yen y los metales, en respuesta lógica frente al escenario político.

Según el promedio de encuestas de RealClearPolitics, la ventaja de Hillary Clinton en el total de votos nacionales es de sólo 1,3%. Pero lo que importa son los electores, y en ese caso, la diferencia favor de Hillary sigue siendo muy importante. Hay que tener en cuenta que hay 18 estados, más el Distrito de Columbia, en los cuales los demócratas ganaron las últimas seis elecciones presidenciales. Y no hay ninguna encuesta que diga que Donald Trump puede llegar a estar siquiera cerca de ganar en alguno de ellos. En total, aportan 242 electores, lo cual significa que Hillary necesitaría lograr sólo 28 más para obtener los 270 necesarios para ganar la elección. Le alcanzaría con ganar Florida o imponerse en Carolina del Norte y Virgina para llegar al número mágico. Trump, por su parte, arranca desde un piso mucho más bajo, ya que en los estados en los cuales han ganado sistemáticamente los republicanos, reúnen sólo 114 electores. Las encuestas, en este momento, anticipan que Hillary reuniría más de 290 electores. Trump, para ganar, debería conservar todos los estados tradicionalmente republicanos, imponerse en todos los que se considerados reñidos y también en algunos en los cuales a lo largo de toda la campaña demostraron ser ligeramente favorables para Hillary. Las posibilidades de revertir esta situación, son remotísimas.

No hay datos que justifiquen la sobrerreacción de los mercados ni afirmaciones de que se asiste a una elección con resultado incierto. Ni un sola encuesta, a lo largo de varios meses de campaña le otorgó a Trump más de 200 electores, que es lo que en definitiva importa.

Distinto es el escenario en el caso del total de votos a nivel nacional porque en una sociedad políticamente polarizada las elecciones tienden a ser parejas. Desde las presidenciales de 1984 ninguna elección se definió por más de diez puntos de diferencia. En la última, Barack Obama le ganó por menos de cinco puntos al poco carismático Mitt Romney.

El crecimiento de Trump en las encuestas obedece, según la mayoría de los analistas, a que recuperó el voto de los republicanos descontentos con su candidatura. La reapertura de la investigación del FBI sobre los mails de Hillary le dio una ayuda adicional.

Finalmente un dato clave es la cantidad de votantes que habrá. Trump tiene una base electoral menor pero, en principio, más entusiasta. A su vez, Hillary, que tiene un apoyo mucho más amplio enfrenta el desafío de lograr que los sectores sociales que la acompañan voten masivamente. Entre ellos, los jóvenes y los negros son sobre los hay más dudas. Pero en ningún caso, una concurrencia menor, puede determinar la pérdida de un estado favorable a Hillary. En los últimos cinco días de campaña (allí el día de la elección también se puede hacer proselitismo) los candidatos se concentrarán en los distritos considerados decisivos. En este momento Florida es considerado un estado clave, en segundo lugar se ubica Ohio ? indispensable para Trump- luego Carolina del Norte y Virginia. Otro estado clave es Nevada y Hillary aspira a ganar en Arizona (el último demócrata en ganar allí fue su marido en 1996). Por otra parte, Trump intentará disputar algunos estados industriales que favorecen a Hillary como Pennsylavania.

La atención estará focalizada en no más de ocho estados sobre cincuenta. No hay una sola encuesta que demuestre que Donald Trump puede llegar a tener la mayoría del Colegio Electoral Internacional

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés