El Economista - 70 años
Versión digital

lun 25 Oct

BUE 28°C

Versión digital

lun 25 Oct

BUE 28°C

“El plan de Trump es muy beneficioso para EE.UU.”

11-11-2016
Compartir

Entrevista a Sebastián Maril, Reserach for Traders (RfT)

Sebastián Maril, del área de research de la firma RfT, fue uno de los pocos que la vio venir y apostaba por Donald Trump. Incluso cuando se decía que siquiera obtendría la nominación del Grand Old Party. Y acá estamos. En diálogo con El Economista, sugiere que el caos financiero que muchos predijeron no ocurrirá y los primeros días tras la victoria de Trump así lo demuestran, aunque no descarta una corrección. Además, Maril dice que el costo de financiamiento para Argentina va a ser más alto porque la Fed subirá su tasa en diciembre, un escenario cuya probabilidad creció desde que se conoció el resultado, y que algunas de las emisiones que hay en cola podrían postergarse. “Igual, está todo muy dinámico”, sostiene.

Ganó Trump, y los mercados no se desplomaron. No solo fallaron las encuestas sino los especialistas financieros. ¿Qué pasó y cree que seguirá la estabilidad o puede llegar a haber un perÍodo de fuerte volatilidad?

Los mercados son alarmistas e histéricos. En la noche del martes, cuando la tendencia empezó a ser claramente favorable hacia Donald Trump, el S&P tuvo que suspender sus operaciones a futuro porque estaba cayendo 800 puntos. Pero el primer día posterior a la victoria de Trump, los mercados cerraron como si no hubiera pasado nada. Se dieron cuenta de que exageraron, como ocurrió en junio con el Brexit, que no fue tan dramático para los mercados, y ahora pasa lo mismo con Trump. Ayer, nuevamente estuvo estable el mercado. Ahora, y hasta el 14 de diciembre cuando se reúne la Fed para ver qué hace con la tasa, vamos a ver que cualquier baja será atribuida a Trump y los mercados van a buscar excusas para caer porque no tuvieron la caída que esperaban. Quienes estamos generalmente en contra de la corriente, esperábamos la reacción que estamos viendo porque sabemos que en junio se habían equivocado con el Brexit. Esto es similar.

¿Puede haber una corrección, entonces, si hay presión vendedora?

Hay mucha gente esperando que Trump diga algo o pase tal cosa para que haya una corrección en el mercado. Si no ocurre nada pronto, es decir, en los próximos días, no creo que el mercado, si cae, sea por culpa de Trump. Su victoria ya se asimiló. Ahora, como decía, hay que mirar la reunión de la Fed de diciembre: si sube la tasa, es posible que ahí sí muchos vendan lo que no vendieron en los últimos dos días.

¿Es más o menos probable que antes una suba de tasas en diciembre?

Nunca se suba la tasa en el año electoral, pero ese año ya terminó el martes. Janet Yellen, que jugó indebidamente a favor de los demócratas para no enfriar la economía y no tiene buena relación con Trump, viene amenazado con la suba desde 2015. Con Trump, las probabilidades subieron, contrario a los que todos dicen. Ahora bien, los indicadores económicos no son tan robustos como para enfriar la economía. No hay inflación, crecimiento sostenido y la creación de empleos no es de buena calidad.

¿Qué efecto puede generar esa suba porque, como usted decía, ya está incorporada hace un rato largo?

El impacto sería más bajo si hubiera ganado Hillary. Los mercados, como decía, no colapsaron tras la victoria de Trump como todos esperaban. Si aquellos que quieren vender no encuentran el gatillo con algo que haga o diga Trump, pueden usar la excusa de la Fed, si suba la tasa, para corregir. La historia muestra, sin embargo, el mercado luego vuelvo a su nivel previo. Hacia futuro, la clave es cómo reacciona la economía de EE.UU. a una tasa más alta y, además, a un nuevo Presidente.

Pocos parecen mensurar el impacto positivo que puede generar que la economía de EE.UU., que es casi 30% del PIB global, pase de crecer 2% como hoy en día a 4%, como promete Trump. ¿Lo ve posible?

El plan de Trump es muy beneficioso para la economía de estadounidense En los últimos años, EE.UU. entregó limosna a todo el mundo. Los consumidores de EE.UU. le compran los bienes a sus propias empresas, que ya no están más allí sino en otros países. Por eso, EE.UU. tiene déficit comercial con sus principales socios. Dio sin recibir. Esto lo plantea Trump en su libro “El arte del buen acuerdo”. Para que no acuerdo sea bueno, dice, ambas partes deben beneficiarse. Y así va a gobernar. No es que va a forzar a Apple a hacer el iPhone en EE.UU. porque costaría US$ 20.000. Pero va a decirle a China que el hecho de que el iPhone y demás productos de Apple que se hacen en China con Foxconn implicó miles de empleos allí. “Comprenmé algo”, dirá Trump, para nivelar esa balanza. Lo mismo pasará con General Motors en México y también con los limones de Tucumán. Si no le va a poner una multa a Apple cada vez que venda un iPhone en EE.UU. Todo esto tardará y no es fácil de implementar pero, como decía, será beneficioso para EE.UU.

¿Cambiaron las proyecciones para Argentina desde el martes?

Estamos viendo muchos análisis alarmistas sobre el tema del costo del financiamiento, pero debemos decir que iba a subir con o sin Trump porque la Fed va a subir su tasa de interés. También influirá el plan que tiene de bajar la alícuota sobre las empresas de 35% a 15%. Eso genera un hueco fiscal que deberá ser pagado con deuda y eso subirá el costo del capital para todo el mundo. Veremos cuánto deuda adicional emite Trump para financiar ese agujero fiscal. De todas maneras, esa rebaja impositiva tardará un tiempo en concretarse. Por eso, el impacto a corto plazo se dará por la suba de tasas de la Fed, y no por Trump. Hoy hay cinco emisores argentinos haciendo cola para salir a los mercados globales, y uno ya confirmó que lo postergó para 2017. A los demás se les puede complicar, o le pueden pedir más tasa. Igual, está todo muy dinámico.

¿Cambiará la legislación para Wall Street?

Trump fue muy crítico, sobre todo con los hedge funds, pero también hay rumores de que un ex Goldman Sachs vaya para el Tesoro o incluso el histórico Jaime Dimon de JP Morgan? Públicamente, los candidatos deben ser críticos con Wall Street porque no tiene una buena imagen dentro del electorado. Deshacer la Ley Dodd-Frank va a costar mucho y no es una prioridad para ello, pero Wall Street sabe que Trump es más pro-mercado que Hillary.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés