El Economista - 70 años
Versión digital

lun 27 Jun

BUE 9°C
Versión digital

lun 27 Jun

BUE 9°C

El laborismo británico se pronuncia por el in

Las encuestas para el 23 de junio muestran un retroceso de la intención de voto por la permanencia en la Unión Europea.

15-06-2016
Compartir

El líder del laborismo británico, Jeremy Corbyn, protagonizó ayer la campaña para que Gran Bretaña siga dentro de la Unión Europea, una batalla que parece cada vez más cuesta arriba, de acuerdo con los últimos sondeos y las reacciones de los mercados.

“Este es el movimiento laborista diciendo que vamos a votar a favor de permanecer en la Unión Europea la próxima semana”, dijo Corbyn. La postura de laborismo, actualmente en la oposición, es clave porque el electorado de los conservadores está muy dividido sobre el Brexit.

Sin embargo, el panorama para el in se complica. Dos encuestas de ICM mostraron una ventaja de los defensores del abandono de la UE, de 53% contra 47%. Los sondeos anteriores de la consultora reflejaban un margen menor, de 52% a 48%.

Otra encuesta más reciente, de TNS, daba una diferencia de 47 a 40 en favor del Brexit. “Los últimos sondeos de intención de voto para el referendo sobre la UE dan a la salida (del bloque) una ventaja significativa nueve días antes del día de la decisión”, dijo TNS.

Reflejando la percepción de los británicos que están cansados de los temas y problemas europeos, el diario The Sun, perteneciente a Rubert Murdoch, publicó en una editorial que “es nuestra última oportunidad de salir de la maquinaria antidemwocrática de Bruselas, y es momento de tomarla”.

Los mercados globales volvieron a caer, con descensos de hasta 2% en las Bolsas europeas, a los mínimos desde febrero, a la par de una continuación de la fuga hacia activos de calidad. Lo más destacado fueron los Bunds alemanes, cuyos rendimientos entraron en terreno negativo por primera vez.

Los activos latinoamericanos retrocedieron, con la atención enfocada en el peso mexicano, que atravesó el umbral de 19 por dólar. Este es el nivel en el que el gobierno intervino en febrero, ante el desplome de la moneda por la incertidumbre acerca de China.

Mientras tanto, los principales bancos centrales están alistando líneas de swaps para asegurarse liquidez en caso de que los temores lleven a un corte abrupto del financiamiento de corto plazo, como ocurrió durante la crisis posterior al colapso del banco de inversión estadounidense Lehman Brothers.

David Lipton, el primer subdirector gerente del Fondo Monetario Internacional, advirtió que “es muy difícil anticipar cuáles serían los efectos (del abandono de la UE) pero esa incertidumbre será un factor negativo y llega en momentos en que la recuperación global sigue lenta y algo débil”.

En Japón, el ministro de Finanzas Taro Aso, dijo que responderá con firmeza a la persistente especulación cambiaria, una referencia velada a que el gobierno podría intervenir en el mercado cambiario para debilitar al yen, que escaló por el miedo al Brexit.

Las preocupaciones incluso trascienden hacia la geopolítica. El secretario de Defensa británico Michael Fallon dijo que el alejamiento del Reino Unido debilitaría al a seguridad de Occidente, aludiendo a un “momento peligroso”.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés