El G7 advierte sobre los riesgos globales

“La economía mundial muestra señales de crecimiento estable, pero existen riesgos”, dijo Merkel. La cumbre termina hoy.

27-05-2016
Compartir

Los líderes del Grupo de los Siete países más desarrollados advirtieron ayer que la actividad global todavía enfrenta riesgos, apuntando a la fragilidad de las economías emergentes. En la cumbre del G7 que se desarrolla en Japón también se habló de limitar las ambiciones geopolíticas de China, mientras que el presidente estadounidense Barack Obama se refirió a la política de su país, de cara a las elecciones de noviembre.

Los comentarios sobre la coyuntura económica global corrieron por cuenta de la canciller alemana, Angela Merkel, y el primer ministro japonés, Shinzo Abe. “La economía mundial muestra señales de crecimiento estable, pero existen riesgos”, dijo Merkel, indicando que los bajos precios de las materias primas se habían convertido en un problema para muchos países. Abe coincidió y afirmó que Japón continuaría aplicando políticas activas para asegurar la expansión local.

“En base a las iniciativas económicas de Ise-Shima (donde se desarrolló la cumbre), vamos a hacer que el G7 promueva la política de Abenomics”, dijo Abe, refiriéndose a su enfoque en una estrategia monetaria laxa, una política fiscal benigna y reformas estructurales. Pero más allá de las declaraciones generales, el encuentro sacó a la luz diferencias importantes entre los socios del G7 con respecto al camino a seguir en la práctica.

La postura japonesa en materia presupuestaria choca con la visión más austera de Gran Bretaña y Alemania. A su vez, la política monetaria expansiva del Banco de Japón desató advertencias de Washington, ya que Estados Unidos está preocupado por las devaluaciones competitivas después de que China aplicó algunos saltos discretos del tipo de cambio del yuan el año pasado que provocaron turbulencias en los mercados mundiales.

En lo que parecería haber más consenso es en torno a los peligros en las economías de mercados emergentes, que, según el subjefe de Gabinete japonés, Hiroshige Seko, “están en una situación severa, aunque algunos opinan que la situación económica actual no es una crisis”. Seko dijo que el Gobierno japonés alertó a sus pares del G7 que los precios de las materias primas habían caído en un margen similar al que antecedió a la crisis de Lehman Brothers.

La cumbre termina hoy y entonces se conocerá el comunicado oficial del grupo, que también está abordando otros temas como la lucha contra el terrorismo, la crisis de los refugiados de Medio Oriente y aspectos geopolíticos como el expansionismo chino. Ayer, los líderes del G7 cuestionaron la proyección de Pekín en el Pacífico occidental, que ha elevado la tensión principalmente con Tokio.

En tanto, Obama aprovechó el encuentro multilateral para recordar la visión aislacionista y nacionalista que expresa el candidato presidencial republicano Donald Trump, cuyas declaraciones poco refinadas buscan cosechar votos entre los estadounidenses de clase media baja. .

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés