El Economista - 70 años
Versión digital

sab 16 Oct

BUE 12°C

Versión digital

sab 16 Oct

BUE 12°C

“El 50% de los que tienen activos en EE.UU. considera no blanquear por Trump”

14-11-2016
Compartir

Entrevista a Martín Litwak, Managing Director de Litwak & Partners. Por Leandro Gabin

Martín Litwak es abogado y fundador del Litwark & Partners, un estudio jurídico especializado en fondos de inversión, wealth structuring y amnistías fiscales. En diálogo con El Economista sostiene, que a pesar del efecto Trump, el blanqueo local será exitoso. Estima que se podrían recaudar US$ 100.000 millones por la operación. De todas formas, admitió que sus clientes están preocupados por las consecuencias del electo presidente en EE.UU. y señaló que “es indudable” que el resultado electoral en la principal economía del mundo va a afectar negativamente al blanqueo. “Más allá de lo que haga EE.UU., el mundo cambió y a tendencia es hacia la transparencia total, al menos en materia de activos financieros. Esta amnistía, por las características que tiene, es una excelente oportunidad para poner en orden los patrimonios y estructurarse de cara a futuro”, resumió el especialista.

¿Cómo afecta el triunfo de Trump al blanqueo de capitales y han tenido mayores consultas de los clientes después de las elecciones en EE.UU.?

Efectivamente, estos días hemos recibido muchas consultas de clientes actuales y potenciales. Muchos clientes que ya habían decidido blanquear el 100% de sus activos nos preguntaron si ahora debían cambiar su opinión. Otros, orientados en principio hacia un sinceramiento parcial que dejara afuera activos en Estados Unidos, nos consultaron acerca de si el resultado electoral reforzaba la decisión que habían tomado. Quienes ya habían decidido no ingresar al sinceramiento simplemente llamaron para chequear si no habíamos cambiado nuestra postura favorable al blanqueo y si, en realidad, no estábamos ahora de acuerdo con ellos. Por un tema de timing, es indudable que el resultado electoral en EE.UU. va a afectar negativamente al blanqueo. Digo que es por un tema de timing porque cuando conozcamos más a fondo las posturas de Trump sobre temas como Foreign Account Tax Compliance Act (FATCA) y Common Reporting Standard (CRS) el sinceramiento fiscal en Argentina ya habrá llegado a su fin. Y si bien muchos podrán decir que el Partido Republicano ya se pronunció sobre algunos de estos temas, todos sabemos que una cosa es una campaña electoral y otra muy diferente gobernar un país. En otras palabras, hay que ser prudentes a la hora de anticipar el futuro, máxime cuando estamos hablando de un presidente que nunca antes ejerció un cargo público ni tuvo militancia partidaria.

¿Cree que esto afectará a los argentinos con activos no declarados en EE.UU.?

Porque de alguna manera el acuerdo de intercambio de información que se venía trabajando queda en fojas cero... Nunca creímos que el intercambio de información con EE.UU. estuviera tan avanzado como el Gobierno trataba de transmitir y tampoco pensamos que ahora quede todo en la nada. FATCA es hoy ley vigente en EE.UU. y, si bien el Partido Republicano ha manifestado su oposición a la misma, los mayores argumentos para sostener esa postura se basan más que nada en proteger a ciudadanos americanos que viven en el exterior y que, debido a esta norma, ven su derecho a la privacidad comprometido (algo que no sucede con los norteamericanos que residen dentro de EE.UU.).

¿Considera que juega en contra que en la reglamentación de la AFIP el que tiene, por ejemplo, una casa sin declarar en EE.UU. por, digamos, US$ 100.000 comprada con un crédito, no pueda pagar la multa sobre su patrimonio real (o sea los US$ 100.000 menos el crédito que tomó)?

Al final estaría pagando una multa por un monto que no corresponde a su patrimonio real? Sin ninguna duda la imposibilidad de descontar pasivos es un grave error de la ley de sinceramiento fiscal. Esto es algo que hemos remarcado en innumerables ocasiones y de hecho el Gobierno tiene en sus manos una propuesta elaborada por nosotros a través de la cual buscamos reglamentar qué tipo de pasivos podrían descontarse de los montos a declarar. Esperamos sinceramente que nuestra propuesta sea analizada e implementada a la mayor brevedad posible. Entendemos, que además de ser algo útil, sería un golpe de efecto interesante en momentos en que un sector de los contribuyentes muestra mayores dudas respecto de la amnistía.

¿Cree que la inestabilidad que se viene en los mercados hasta que Trump muestre sus cartas podría hacer que el blanqueo recaude menos de los que se esperaba anteriormente?

Habrá que ver qué sucede en los próximos días, pero por ahora los mercados no están reaccionando en forma tan negativa a la llegada de Trump a la Presidencia. De cualquier modo, para que el blanqueo llegue a las sumas que se esperaban, el Gobierno debe permitir descontar pasivos. Según nuestros propios cálculos, un poco menos de la mitad de la gente que tiene activos en EE.UU. está considerando no incluirlos en el blanqueo debido al triunfo de Trump. Del mismo modo, algo más de un tercio de los contribuyentes que no está ingresando al blanqueo ha manifestado que de poder descontarse los pasivos, ingresaría. Teniendo esto en cuenta, diríamos que permitir que se descuenten pasivos casi neutralizaría el “efecto Trump” sobre el blanqueo.

¿Cuánto podría aspirar el Gobierno a recaudar en esta nueva etapa del blanqueo que apunta a los bienes registrables principalmente en el exterior?

Siempre pensamos que el blanqueo alcanzaría en total los US$ 100.000 millones y, si el Gobierno juega bien sus fichas, sigue siendo una posibilidad.

¿Concuerda con la idea de que este blanqueo es una oportunidad para los argentinos y que será más difícil para el que decida quedarse afuera?

Absolutamente de acuerdo. Más allá de lo que haga EE.UU., el mundo cambió y la tendencia es hacia la transparencia total, al menos en materia de activos financieros. Esta tendencia no es nueva sino que comenzó hace quince años, justamente en EE.UU. Esta amnistía, por las características que tiene, es una excelente oportunidad para poner en orden los patrimonios y estructurarse de cara a futuro. Es cierto que EE.UU. está un paso atrás del resto del mundo en materia de intercambio de información financiera, pero también es cierto que, más allá de que no exista obligación legal al respecto, las instituciones financieras de mayor prestigio allí están exigiendo a sus clientes que regularicen su situación. Así las cosas, los que no ingresen al blanqueo van a terminar trabajando con más limitaciones y con entidades de menor relevancia y solvencia. Seguimos pensando que lo mejor que puede hacer un contribuyente argentino es ingresar al programa y, al mismo tiempo, estructurar sus activos de manera de reducir riesgos (riesgo país, riesgo de seguridad personal, etcétera) y asegurar que se cumplan sus objetivos en materia de protección patrimonial/ privacidad, sucesorios e impositivos. Con las reformas impositivas que se vienen en el país, la ventana para estructurarse de manera eficiente puede dejar de existir pronto.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés