El Economista - 70 años
Versión digital

mar 19 Oct

BUE 12°C

Versión digital

mar 19 Oct

BUE 12°C

EE.UU.: el turno de la economía

12-08-2016
Compartir

La economía ocupó el centro de la escena en la campaña presidencial de Estados Unidos en los últimos días. El lunes, Donald Trump expuso sus ideas económicas en Detroit y ayer fue el turno de Hillary Clinton también en el estado de Michigan. No hubo coincidencias entre ambos mensajes con la excepción del rechazo al TPP, el acuerdo Trans Pacífico que se firmó en febrero de 2016. Barack Obama es un gran impulsor de esa iniciativa que difícilmente avance, al menos tal cual está diseñado ahora, porque Hillary advirtió que se opone al acuerdo ahora como candidata y se seguirá oponiendo cuando sea presidenta.

La candidata demócrata le dio un sesgo proindustrial a su discurso y sostuvo que le volverá a dar un fuerte impulso a las actividades manufactureras en el país. Y cuestionó duro a su rival sosteniendo que la reducción de impuestos que propone sólo favorecerá a sus amigos ricos. También sostuvo que se perderían más de tres millones de empleos como consecuencia de las iniciativas de Trump. Mencionó específicamente a la reducción de impuestos, la guerra comercial con China y la deportación de trabajadores extranjeros.

Los discursos de Hillary y Trump estuvieron dirigidos a los sectores medios que son los que deciden la elección y pusieron mucho acento en la generación de empleo.

Un mercado sólido Mientras los candidatos discuten sobre sus propuestas, la economía estadounidense sigue mostrando una suave pero sostenida recuperación.

Los pedidos de seguro de desempleo en la última semana fueron 266.000, un número que demuestra que el mercado de trabajo está sólido. Se considera que hay dificultades cuando los pedidos son más de 300.000 pero ya van 75 semanas consecutivas en las que no se llega a esa cifra. En la actualidad, 2.100.000 personas reciben seguros de desempleo, 5% menos que en igual periodo del año pasado.

En los últimos dos meses la creación de empleo siguió en niveles altos pero la tasa de desempleo se mantuvo en el 4,9% porque más personas se incorporaron al mercado laboral. De todas maneras la proporción de personas en edad de trabajar que tienen empleo o lo buscan es la más baja en décadas.

Pese al bajo crecimiento de la economía, sigue creciendo la oferta de empleo, lo que se explica porque se registra una baja de la productividad de la fuerza laboral.

Los próximos pasos

Luego de los últimos datos conocidos sobre el mercado de trabajo, la mayoría de los economistas considera que la Reserva Federal subirá la tasa de interés en su última reunión del año prevista para los días 13 y 14 de diciembre. Es lo que pronostica el 71% de los 62 economistas encuestados por The Wall Street Journal. Muy pocos creen que puede haber una suba en las próximas reuniones pautadas para septiembre y para noviembre, pocos días antes de las elecciones presidenciales.

Reconocidos analistas como Allen Sinai afirman que para fin de año habrá pleno empleo y la tasa de inflación estará cerca del 2% que es la meta de la Fed que por lo tanto no podrá demorar una suba de tasas. Pero entre los presidentes de los distintos bancos regionales que componen el sistema de la Reserva Federal no hay una posición homogénea sobre cuál debe ser el rumbo de la política monetaria. A fines de agosto está prevista una presentación pública de Janet Yellen en el tradicional encuentro de banqueros en Jackson Hole y allí podría dar algunas pautas sobre lo que puede llegar a hacer la Fed en los próximos meses.

De todas maneras, las semanas que vienen estarán muy influidas por la campaña electoral y muchos economistas consideran que generará cierta incertidumbre en la economía. Según el promedio resultante de los pronósticos de los analistas consultados por The Wall Street Journal el PIB crecerá 1,8% en 2016 mientras que a comienzos de año se esperaba el 2,5%.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés