UVI's: el crédito que puede llegar a mover el tablero

Según un informe elaborado por Gabriela Saavedra del área de servicios financieros de la empresa KPMG, los préstamos ajustados por inflación son más accesibles para las familias.

18-05-2016
Compartir

La estabilidad en las variables macroeconómicas en un país resulta fundamental para poder establecer contratos financieros a largo plazo, ya que generan credibilidad y previsibilidad en los inversores y prestamistas. En esta línea, Gabriela Saavedra, socia y líder de Servicios Financieros de KPMG, analiza en un informe como vienen evolucionando los créditos hipotecarios en los primeros meses de este año, y cuáles son las ventajas y desventajas del sistema de préstamos medidos en UVI.

La evolución

Los créditos hipotecarios venían aumentando gradualmente su tasa interanual durante el 2015, pasando del 7% al 15%. A partir de las medidas tomadas por el gabinete económico del BCRA, basada en una política monetaria contractiva con tasas referenciales del 38%, lógicamente el crédito en general tuvo un estancamiento. Esta caída tuvo mayores efectos sobre el rubro de los “préstamos hipotecarios”. “Son créditos de muy largo plazo que con un sistema de cuota fija (sistema francés) hace que las primeras cuotas sean demasiado caras y las últimas demasiado bajas”, explicó Saavedra.

Los datos duros confirman los problemas de financiamiento que está atravesando el mercado inmobiliario: el período noviembre-enero muestra que los préstamos venían en ascenso con una variación promedio del 3% intermensual, y a partir de febrero la desaceleración fue espontánea. Tal como lo aclara el informe, entre febrero y abril los créditos hipotecarios mostraron bajas que rondaron los 50 puntos básicos. Esto coincide con la puesta en marcha de las Lebac como instrumento monetario del BCRA para reducir la inflación mediante tasas de interés que alcanzaron el 38% anual.

Por otro lado, la evolución del total de préstamos? prendarios, tarjetas, personales, entre otros? en abril de 2016 mostró un incremento menor al promedio del mismo mes en los últimos años (0,4% contra un crecimiento promedio de 1,8%). Asimismo, el rubro de los créditos hipotecarios registraron una caída de 0,3% en abril de 2016 que contrastó con el aumento promedio de 0,9% que venía teniendo este mes en años anteriores.

Préstamos en UVI Uno de los principales factores que provoca la desaceleración de los créditos para la vivienda tiene que ver con que las barreras de entrada son muy altas. Bajo el sistema francés, la primera cuota de pago del préstamo resulta demasiado costosa en relación al salario promedio y hace a este mecanismo inaccesible para la mayor parte de la población. En este sentido, según Saavedra, “con un sistema de cuotas crecientes (por ejemplo, indexando al crédito a un índice de precios) estas restricciones podrían relajarse sensiblemente”.

Las cuotas bajo el nuevo sistema implementado por el BCRA son considerablemente más accesibles. Si se tiene un préstamo de $ 1,5 M a 20 años, suponiendo una inflación del 35% para el 2016, la cuota inicial tendría un valor de $ 13.700. Esto implica que una familia necesita un ingreso mensual de $ 39.000 para poder cubrir el costo del financiamiento. Con el sistema francés, la cuota inicial alcanza los $25.500, por lo cual el salario familiar neto debería ser de casi $ 73.000. Esta es la diferencia sustancial entre ambos tipos de mecanismo, y que según la directiva de KPMG podría provocar un repunte en el mercado inmobiliario a corto plazo.

Sin embargo, debe tenerse en cuenta que las cuotas van aumentando a la par de la inflación y esto hace que los préstamos en UVI no hayan alcanzado aún el impacto esperado. “En un contexto donde cuotas bajas al inicio son compensadas por cuotas relativamente más altas a medida que pasa el tiempo, las familias pueden ser reacias a tomar créditos indexados por inflación, dado que el tomador no siempre va a querer endeudarse en instrumentos indexados cuando la correlación entre los salarios propios y el índice general de precios es percibida como baja”, clarifica Saavedra.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés