Retrocedió Wall Street y se debilitó el dólar

31-01-2017
Compartir

La semana en la cual la Reserva Federal realizará su primera reunión de año arrancó con un fuerte retroceso de la Bolsa. El índice Dow Jones bajó 123 puntos ?0,61%? que representa la mayor caída desde el 1 de noviembre. Para algunos analistas, el comportamiento bursátil no puede disociarse de los conflictos que suscitó la orden ejecutiva firmada por Donald Trump para impedir durante noventa días el ingreso a Estados Unidos de ciudadanos de siete países con población predominantemente musulmana. Esa decisión sigue generado fuertes rechazos dentro y fuera de Estados Unidos pero el Presidente está dispuesto a mantener la ofensiva y mañana anunciará el nombre de su candidato para ocupar la vacante que hay en la Corte Suprema. Por los nombres que han trascendido hasta ahora, se tratará de un juez ultraconservador con lo cual surgirá un nuevo debate aun cuando los republicanos tienen el número suficiente en el Senado como para aprobar su designación.

Los mercados

En ese contexto también el dólar declinó 0,4% con relación a una canasta de monedas. Hoy es el último día del mes pero todo indica que enero dejará un saldo negativo para la cotización de la moneda estadounidense. Por otra parte, la Fed no subirá la tasa de interés de inmediato mientras que la inflación se está acelerando ligeramente en Europa (en Alemania se informó ayer que la tasa anualizada llego al 1,9%) por lo cual se pondrá en discusión la continuidad de la política monetaria expansiva del BCE y eso genera dudas sobre la evolución del dólar frente al euro.

El gasto en consumos personales que es la medida preferida por la Fed para ver la evolución de la inflación registró un incremento de 0,2% en diciembre y alcanzó una suba de 1,6% en los últimos doce meses. A su vez, si se excluyen los volátiles precios de los alimentos y la energía la suba fue de 0,1% en diciembre y de 1,7% interanual. La meta de inflación de la Fed es de 2% por lo cual no falta mucho para que sea alcanza da y obligue a endurecer la política monetaria. Pero eso no ocurrirá en la reunión que comienza mañana sino, eventualmente, en la siguiente que se hará en marzo. También el mercado de trabajo está muy sólido con una tasa de desempleo de 4,7% lo cual sumado a la suba del precio del petróleo y una mejora en los ingresos apunta a una aceleración de la tasa de inflación.

La Fed, en 2016, subió una sola vez la tasa de interés y lo hizo en la última reunión del año y se anunciaron tres incrementos durante 2017 pero en tiempos de Trump, todo puede cambiar.

Ayer, el Departamento de Comercio informó que los gastos de los consumidores crecieron 0,5% en diciembre y que los ingresos mejoraron 0,3% en el mes. El consumo representa dos tercios del PIB y por eso la expansión económica de los últimos años estuvo asociada a su dinamismo. La Fed también mirará atentamente ese dato porque el PIB subió 3,5% en el tercer trimestre de 2016 pero sólo lo hizo al 1,9% en el último cuarto.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés