El Economista - 70 años
Versión digital

dom 27 Nov

BUE 25°C
Versión digital

dom 27 Nov

BUE 25°C

“Nos proponemos prestar $35.000 M de ahora hasta fin de año”

“Queremos ser protagónicos en el financiamiento de la actividad productiva pyme”, dijo González Fraga, titular del BNA

29-06-2017
Compartir

Sentado en su generosa oficina en la casa central del principal banco del país, que mira hacia la testimonial Plaza de Mayo, Javier González Fraga se entusiasma con que el Banco de la Nación Argentina (BNA) vuelva a sus épocas de gloria. Recordó, por caso, que el BNA representaba el 50% del sistema en la primera mitad del Siglo XX y el financiamiento a privados era 10% del PIB. Hoy, esas cifras son 12% y 1%, respectivamente. “Queremos recuperar protagonismo y ser protagónicos en el financiamiento de la actividad productiva pyme. Para eso fuimos creados”. Y tomará acciones contundentes en esa dirección. “Recibí un banco excesivamente líquido en enero”, explicó ayer ante los medios, entre ellos, El Economista.

“Era el banco más rentable de todos, pero no cumplía con su función como banco público”, explicó, flanqueado por Enrique Vaquié, vicepresidente; Alejandro Henke, director y Raúl Duzevic, gerente general. “Este banco está para prestar al sector privado y, como decía Carlos Pellegrini, especialmente a un gremio que no es muy considerando por el resto de la banca: los pequeños empresarios”, dijo, contextualizando. “Quiero impulsar las pymes y las viviendas”, agregó.

“El BNA apuesta al desarrollo del país y nos proponemos prestar $35.000 millones de acá a fin de año”, dijo. “Eso tiene que ver con el exceso de liquidez que comentaba, con el objetivo social del banco y con el foco en las pymes”, amplió. Una cifra que duplica o triplica los montos de 2016. “Y lo vamos a superar”, agregó.

“En mayo entregamos 1.500 créditos hipotecarios por algo más de $1 millón cada uno, y eso compara con 300 en 2015 y 400 en 2016”, agregó Vaquié. “Hasta más de 2.000 no nos vamos a sentir cómodos”, agregó el mendocino. Solo en hipotecarios, “y por la cantidad de pedidos que tenemos”, dijo González Fraga, podrían explicar casi 50% de esos $35.000 millones. “Tengo que conciliar la audacia de mis propuestas con la prudencia de ser un banco que también quiere ser cuidadoso”, dijo el banquero, quien fue muy elogioso con su par del BCRA, Federico Sturzenegger, por flexibilizar las condiciones para financiamiento. “Y nosotros tenemos la vocación de prestar”, complementó y dijo que todas las nuevas líneas estarán vigentes “hacia fines de julio”. Y aclaró que el plan “nada tiene que ver con el calendario electoral”.

La estrella de los créditos no hipotecarios será la línea Carlos Pellegrini. “Soy un gran admirador”, confesó sobre uno de los emblemas de la Generación del '80. “Apunta a micro, pequeñas y medianas empresas, y buscaremos facilitar el acceso”, dijo. “Tanto para capital de trabajo como inversión, se llega hasta plazos de 15 años, y está disponible en tres monedas (pesos, dólares e indexados por UVA)”, dijo. “Las tasas arrancarán en 15% en pesos y serán fijas por 3 años y luego flotantes, arrancarán en 2% en dólares y en 5% en los ajustables”, dijo.

“Apostamos a favor y al éxito de esta política económica”, señaló, y agregó que también habrá líneas para diversos actores, que van desde los municipios y las empresas de transporte por colectivo hasta microemprendimientos y developers inmobiliarios. Todos, además, serán más accesibles para los potenciales clientes. “Además de barato, largo en plazos y que llegue a diversos sectores, queremos que sea simple”, resumió. “Vamos a ser más flexibles”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés