El Economista - 70 años
Versión digital

mie 20 Oct

BUE 15°C

Versión digital

mie 20 Oct

BUE 15°C

Los sondeos calman a los mercados

Hillary se consolida en la carrera hacia la Casa Blanca, los británicos se quedarían y los mercados se tranquilizaron.

22-06-2016
Compartir

Dos noticias de naturaleza política llevaron alivio a los mercados financieros mundiales y despejaron el riesgo de turbulencias en la economía global que hubiese afectado a todos los países. Por un lado, se consolidaron las encuestas que muestran que los británicos votarán por la permanencia en la UE. En las últimas semanas habían predominado los sondeos que indicaban que triunfaría la opción contraria. El cambio de tendencia que calmó a los mercados probablemente se afiance porque casi siempre ocurre que al comienzo de las campañas en los plebiscitos en lo que se considera una secesión parecen imponerse las propuestas separatistas pero al final prevalece el statu quo.

Las otras encuestas que trajeron alivio fueron las que miden la intención de voto en las elecciones presidenciales de Estados Unidos. Hoy la ventaja de Hillary Clinton en el promedio de los sondeos es de 6%.

De todas maneras, los economistas están divididos sobre el grado de influencia que tienen los presidentes sobre la marcha de la economía del país. Para algunos, es poco lo que pueden hacer y el éxito o el fracaso de sus gestiones en muchas ocasiones dependen de factores que no controlan. Tanto los que ocurren fuera como dentro de las fronteras del país.

Sin embargo, en estas elecciones presidenciales, al haber un candidato tan poco convencional como Donald Trump parece difícil negar que su triunfo tendrá consecuencias. En el plano comercial, la tensión con México sería muy importante si decidiese a avanzar con su proyecto de construir un muro en la frontera entre ambos países. Cualquier alteración en el intercambio con México, que es muy relevante, afectaría a la economía estadounidense. Otro socio comercial clave, y que también es un inversor de peso en varios sectores, como China, sería objeto de sanciones económicas por parte de Trump, la economía no quedará indemne si se toman esas medidas.

Las propuestas económicas de Trump son endebles y por eso en los últimos días Hillary intensificó los cuestionamientos a su rival en ese plano. También hizo referencia, para justificar sus críticas, a un trabajo realizado por un equipo de economistas de Moody's Analytics liderado por Mark Zandi que está claramente en sintonía con el discurso de Hillary. En el informe cuyo sugestivo título es “Las consecuencias macroeconómicas de las políticas económicas de Trump” sostiene que su triunfo implicará que la economía primero se detenga para luego caer en una recesión a partir de comienzos de 2018 y que se prolongaría hasta 2020. Pronostica una contracción del PIB de 1,5% en 2019 y que el fuerte aumento de los aranceles para los productos de México y China implicará una suba de 3 puntos en la tasa de inflación. Y también anticipa dificultades fiscales por la reducción de impuestos que propone el candidato republicano. Trump anunció que hoy dará a conocer sus propuestas y responderá a esos cuestionamientos.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés