El Economista - 70 años
Versión digital

vie 15 Oct

BUE 15°C

Versión digital

vie 15 Oct

BUE 15°C

Los inversores desensillan: posiciones más cautelosas

07-03-2017
Compartir

por Luis Varela

Con los ojos puestos en la reunión que realizará la Reserva Federal el martes y miércoles de la semana próxima y con la mirada en la marcha que realizará hoy la CGT en Buenos Aires, tras la multitudinaria marcha de los docentes realizada ayer, la tendencia de las inversiones dio otro paso hacia las colocaciones conservadora en la primera semana completa de marzo, alejándose un poco más de los activos de riesgo.

En el exterior el rumbo del dinero fue muy claro. Los tenedores de valores financieros desensillaron de los títulos públicos considerados como más débiles (India, Grecia, Italia, México, España y Brasil) y se fueron pasando a posiciones dólar, a la espera de que la Fed resuelva realizar la tercera suba de tasas en 8 años y cuatro meses: el costo overnight (a un día) estuvo clavado en 0,25% anual a partir de diciembre de 2008 tras la crisis de las hipotecas, fue subido al 0,5% en diciembre de 2015 y al 0,75% en diciembre de 2016 (hace cuatro meses) y veremos si la próxima semana es colocado en el 1% anual, algo que no ocurre desde hace nueve años.

Sólo siete de cada diez analistas están convencidos de esa suba de tasas, por lo que el dólar volvió a afirmarse a nivel internacional. Y la tendencia fue tan contundente que ayer el billete verde subió 0,8% en Brasil (hasta 3,14 reales), 0,7% en Chile (hasta 662 chilenos), 0,5% en Suiza (hasta 1,012 francos suizos), 0,2% en Gran Bretaña (hasta 0,817 libras) y 0,3% en Europa (hasta 0,945 euros). La presión llegó a tal punto que la paridad entre el dólar y la moneda china (la que concentra mayor flujo de mercaderías del mundo) superó los 6,90 yuanes, luego de haber cotizado abajo de 6,85 durante casi todo febrero.

En Buenos Aires, sin embargo, el flujo de entrada de dólares por las cuatro fuentes que vienen trayendo divisas al país (blanqueo, colocación de deuda, inversiones reales y golondrina y cobro de cosecha) determinaron que el dólar oficial cerrara sin cambios, en $ 15,74, pero se registró una suba mínima, de apenas tres centavos en las cotizaciones del dólar blue (terminó a $ 16,10) y del dólar mayorista (volvió a $ 15,50).

El corrimiento hacia el dólar está alterando el valor de los commodities, provocando arbitrajes entre los bonos y poniéndole un techo a la larga tendencia alcista que vinieron mostrando las Bolsas de todo el mundo. Ayer, con discusiones en la OPEP para resolver qué se hace con el cierre de grifos a partir de julio, el barril de crudo tuvo un leve descenso, hasta US$ 53,20. Todos los metales siguieron débiles: bajaron apenas las onzas de oro y plata y tuvieron nuevas bajas del 1% al 2,4% el conjunto de los metales básicos. En Chicago, en tanto, los granos anotaron cierre mixto, con suba del 1,3% para el trigo, sin cambios para la soja y baja del 0,5% para el maíz.

El mundo de los bonos muestra grandes cambios de posiciones, con bajas en muchos países en general con sistemas financieros con problemas. En Argentina, en cambio, la rueda de ayer fue sostenida para los bonos por dos razones muy especiales. Por un lado, la agencia Moody's mejoró la perspectiva de la deuda gubernamental de Argentina. “En los últimos catorce meses, se han establecido varias políticas que han pavimentado el camino para mejoras del crecimiento y la fortaleza fiscal de Argentina, y para una reducción de su exposición a dificultades en el exterior”, dijo la calificadora. Y, por otra parte, sorprendió una decisión de la AFIP, que permitió hasta fin de mes el plazo para adquirir un bono del blanqueo, el Bonar 1% 2023.

Ambas cuestiones (Moody's y bono para blanqueo) permitieron que los títulos públicos pudieran sostener sus precios, con particularidades en los extremos. Hubo subas del 1% al 1,6% para los bonos PUL26, CO26D, AM20, CO26, PMG18 y A2E7C. Una dura caída del 9,4% para el bono CO17 y del 3,2% para el BPLEe, y bajas del 1% al 1,5% para BDC18, PARAD, PAA0 y TO21.

Mientras la tasa a diez años de EE.UU. está instalada en el 2,5% anual, con posibilidades de que se estire, acercándose al 3%, las Bolsas del mundo se orientaron a la baja. Los índices de la Bolsa de Nueva York achicaron entre 0,2 y 0,4%, la Bolsa de San Pablo bajó 0,67%, con bajas de más del 0,5% tanto en Frankfurt como en Tokio.

En la Bolsa de Buenos Aires el clima también fue bajista, aunque de menor a mayor. El volumen operado fue mínimo (apenas 244 millones de pesos) y el índice Merval de papeles líderes achicó 0,35%. En los extremos, hubo subas del 2% al 12% para Andes, TGN, Autopista del Sol, Agrometal, Esmeralda, Grupo Oeste, Repsol, Telecom, Telefónica, Quickfood, Casado y Ledesma. Y bajas del 2% al 3% para Camuzzi, Santander, Grimoldi, Molinos, Galicia, Macro y Semino. Los ADR que cotizan en Nueva York tuvieron subas del 1% al 3,5% en Nortel, YPF, Telecom y TGS; y bajas del 1% al 3,8% para IRSA, Ternium, Galicia, Edenor, Tenaris y Francés.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés