El Economista - 70 años
Versión digital

jue 28 Oct

BUE 25°C

Versión digital

jue 28 Oct

BUE 25°C

Las claves para invertir acertadamente en bonos

Los títulos de deuda, ya sean soberana o corporativa, no pueden faltar en la composición de una cartera diversificada.

12-07-2016
Compartir

Durante los primeros seis meses del año, las inversiones que arrojaron los mejores retornos correspondieron a la Bolsa. Para el semestre que ya comenzó, se espera que la renta fija marque la pauta y en vista de que las opciones en la Argentina posteriores al default son variadas, conviene diseñar una estrategia apropiada para abordarlas.

En un contexto de recortes constantes en las tasas de interés aplicables a las Letras del Banco Central, los expertos recomiendan prestar atención a los bonos, que en algunos casos ofrecen rendimientos fijos superiores al 7%. Pero, para quienes no tienen ninguna experiencia en inversiones de este tipo, esto puede resultar una tarea compleja.

En esa línea, existen algunas claves que pueden ser tomadas como punto de referencia a la hora de invertir en deuda.

Los tips

Se debe tener claro que los bonos funcionan como un préstamo de dinero, puesto que tanto las empresas (por caso, los títulos corporativos), como los gobiernos (por caso, los papeles públicos) emiten deuda para financiar proyectos. En esa línea, el inversor que compra está prestando su plata por un tiempo límite, definido por el vencimiento, momento para el que recibe tanto el capital invertido como los intereses generados por la operación. Las claves para invertir acertadamente en bonos Los títulos de deuda, ya sean soberana o corporativa, no pueden faltar en la composición de una cartera diversificada

A pesar de que la renta variable suele considerarse como un mejor mecanismo para obtener altos rendimientos, esto no es así en todos los casos. Existen momentos de volatilidad extrema en los que los bonos rinden más que las acciones, gracias a que las ganancias de estos instrumentos está garantizada, por muy poca que sea, salvo en las situaciones en que se declara un default, como Argentina en 2001.

Para cubrirse en este sentido, conviene elegir títulos cortos o de mediano plazo. Los portafolios constituidos en función de este tipo de papeles permiten al inversor medir los riesgos a los que se está exponiendo. Inclusive existen algunos activos que pagan interés en forma mensual, muy popular entre aquellos que precisan una renta de estas características.

Un aspecto clave a tener en cuenta es que el precio de los bonos se mueve en dirección opuesta a las tasas de interés. Bajo esa dinámica, cuando las tasas de interés caen, el precio de los bonos sube y viceversa. No obstante, si se mantiene el título hasta su vencimiento, este tipo de cambios bruscos en las valoraciones no serán relevantes, ya que el precio será siempre el presentado al momento de la compra, más los intereses acumulados.

Aquellos títulos que pagan un interés que es variable, en función a la tasa de inflación son conocidos como bonos indexados. Este tipo de instrumentos puede ser una buena opción para cubrirse de los efectos nocivos del avance en los precios. En el caso de Argentina, los títulos que ajustan por CER son una excelente alternativa y más ahora, que el Indec ha ganado credibilidad en términos estadísticos.

Ahora, si lo que se busca es obtener ganancias de capital, se debe invertir a largo plazo. El motivo para ello es que cuando las tasas de interés de los bonos soberanos caigan, los de más largo plazo ganarán más en precio que los de corto. Este es un escenario muy probable, a medida que el riesgo país continúe en descenso y el clima de inversiones en Argentina mejore. Por ello, los especialistas recomiendan invertir en opciones de la parte larga de la curva en divisa extranjera, como el Discount en dólares (DICA) que vence en 2033.

Por último, se debe tener clara la diferencia entre un título de renta fija y un fondo común que invierte en bonos. Con la deuda, siempre se obtiene al vencimiento el valor inicial más los intereses correspondientes, suponiendo que quien los emite no caiga en incumplimientos de pago. Con un fondo de inversión focalizado en títulos de renta fija, los retornos son inciertos, ya que el valor de la porción de bonos varía en función de cómo fluctúa el precio de los instrumentos que tiene en su portafolio.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés