El Economista - 70 años
Versión digital

jue 28 Oct

BUE 33°C

Versión digital

jue 28 Oct

BUE 33°C

Hubo un nuevo récord pero sin sonrisas para todos

26-10-2016
Compartir

por Luis Varela

En otra rueda con fuertes movimientos de precios relativos, los mercados de Argentina mostraron ayer al dólar recuperando terreno, con los bonos firmes y las acciones muy selectivas, en una cumbre, con el Banco Central manteniendo alta la tasa de interés porque la inflación sigue mostrando resistencia a la baja.

Desde el punto de vista internacional, la noticia más importante tuvo que ver con el petróleo, que volvió a bajar y se colocó por debajo de US$ 50 por primera vez en dos semanas, a dos días de la reunión que hará la OPEP en Viena para definir de qué modo cerrarán los grifos los países asociados a esa organización. La resistencia de Irak a cerrar canillas y los stocks acumulados en EE.UU. hacen que el crudo apunte otra vez para abajo.

Detrás de ese movimiento, los granos estuvieron mixtos, con mínima baja para la soja y subas para trigo y maíz. Y también sobresalió una suba interesante para los metales, más fuerte de hasta el 3% para los básicos y más tibia de menos del 1% para los preciosos, con el oro y la plata levantando cabeza por tercera rueda seguida.

Mientras se velan armas para la elección presidencial de EE.UU., dentro de exactamente dos semanas, el dólar estuvo quieto en Europa y Asia, pero volvió a apuntar hacia abajo en América Latina. El billete verde bajó en México hasta 18,51 mexicanos, en Chile hasta 652 chilenos y sobre todo en Brasil hasta 3,11 reales, en un movimiento que favorece a Argentina, pese a lo cual el superávit comercial se achicó de nuevo.

Sin tantas liquidaciones del agro, y sin nuevos bríos por el blanqueo, a nivel local el dólar oficial rebotó nada menos que ocho centavos, hasta $ 15,42, con el blue negociándose un centavo abajo, a $ 15,61, y con una particularidad: en los futuros en dólar se sigue operando debajo de los $ 16 hasta fin de año, pero en enero ya despega hasta $ 16,10.

En general hubo buena cantidad de negocios tanto en acciones como en bonos. En títulos públicos hubo una nueva mejora promedio del 0,3%, con alta concentración de operaciones en pocos papeles. El 70% de lo operado en bonos se transó en apenas cuatro títulos: AA17 31%, DICY 14%, AY24 13% Y TS18 10%. Con ese esquema hubo una suba del 1 al 6,7% para los bonos PARAD, PMO18, BDED, DICYC, AA46D Y TO21. Y una baja del 1,6% para el bono AL36.

Hay cierta preocupación en los compradores de bonos por la notable multiplicación de colocación de deuda que está realizando Argentina, tanto a nivel nacional como provincial. Ayer le tocaba el turno a Mendoza, que salio a colocar Letras del Tesoro por $ 100 millones a un plazo de 116 días.

La dirección de las tasas de interés es vista con gran atención por los inversores. Ayer, debido a la presión inflacionaria que sigue viva, el BCRA decidió mantener la tasa de las Lebac cortas en el 26,75% anual, pero subió la tasa de las Lebac más largas, de 23,89 a 23,93% anual, en un aumento mínimo, pero que es una señal para el mercado.

Otro de los focos de atención de los tenedores de fondos fue la Bolsa porteña. Con resultados contables que en general no son demasiado destacados, otros mercados están con sus índices a la baja. La Bolsa de Nueva York ajustó ayer sus indicadores entre 0,3 y 0,5%, mientras que hubo una baja del 0,3% en la de San Pablo y del 0,7% en la de México.

En la Bolsa de Buenos Aires, sin embargo, se volvió a vivir otro día de algarabía. El volumen negociado subió hasta $ 514 millones y el índice Merval, que tuvo dos o tres traspiés a media rueda, logró terminar con la cabeza arriba del agua, con un avance mínimo del 0,1%, logrando un nuevo récord histórico, el undécimo consecutivo, para los precios medidos en pesos.

El Merval subió, pero no hubo sonrisas para todos. Los negocios con acciones se están diversificando cada vez más y el clima está ultraselectivo, con claros ganadores y perdedores en una sintonía fina que está marcando la cercanía de una lógica zona de toma de ganancias con depuración de cotizaciones.

Ayer el 70% de lo operado en acciones se transó en doce papeles: Petrobras Brasil se llevó el 11% de los negocios, Petrobras Argentina el 10%, Galicia el 9%, Siderar y Pampa Energía 7% cada una, Comercial del Plata 6%, Cresud, YPF y Tenaris 4%, Francés 3% y Mirgor y Edenor 2% cada una.

Con ese esquema, hubo gran diferencia en el resultado. Se destacó una suba del 2 al 8,7% para Mirgor, Dycasa, Carboclor, Ferrum, Caputo, Ledesam, Edenor, Santander Río, Consultatio y Petrolera Pampa. Y, del otro lado, hubo una cadía del 2 al 11% para Andes, Rosenbusch, Juramento, Quickfood, San Miguel, Domec, Casado, Camuzzi, IRSA y Petrolera del Conosur.

Las señales de fin de fiesta también se vieron en los ADR que cotizan en Nueva York. Hubo una suba del 3 al 3,7% para Ternium y Edenor; y una baja del 1 al 2,8% para IRSA Inv. , YPF, Globant y Galicia.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés