Fitch espera que las PASO impulsen reformas

La calificadora estadounidense indicó que interpreta los resultados electorales “en términos generales con una perspectiva positiva”

15-08-2017
Compartir

La calificadora estadounidense Fitch Gobal señaló que el buen desempeño del oficialismo en las PASO deberían dar impulso a su programa de reformas económicas, según el jefe del grupo de calificación soberana.

Al resultado electoral “lo interpretaremos en términos generales con una perspectiva positiva”, dijo a Reuters, James McCormack, jefe global del grupo soberano y supranacional de  Fitch. “El Gobierno todavía está en una coalición y requiere el apoyo de otros partidos, eso no va a cambiar, pero tal vez dÉa esa coalición un poco más de impulso”, aseguró.

El domingo el Gobierno ganó en algunos de los distritos más importantes de Argentina, lo que lo convertía en  la fuerza más votada a nivel nacional. Cambiemos triunfó en la franja central del país, con claros triunfos en Córdoba, Santa Fe, Ciudad de Buenos Aires, Mendoza y Entre Ríos.

“Interpretamos los resultados como un respaldo a la agenda política y económico del Gobierno. Vemos una recuperación económica clara y hay un par de elementos que podrán consolidar las inversiones después de estas elecciones”, ase

Cablevisión guró McCormack.

Según el ejecutivo, ya se puede ver “la recuperación en los datos”, con “dos elementos que ayudarán en este proceso: mejores números de empleo que a su vez aumenten el nivel del consumo y el gasto en inversión pública, que ha sido sólido pero debe extenderse al sector privado”.

McCormack estimó que “el crecimiento económico de este año será del 2,1” y del 3,1% el próximo, así que la economía está yendo en la dirección correcta”. Respecto a “los desafíos pendientes”, sostuvo que “existe la necesidad de reducir el déficit fiscal para estabilizar el ratio de deuda-PIB y es muy importante seguir bajando la inflación”.

Consultado sobre si le preocupa la evolución de la relación entre la deuda y el PBI, dijo que no “porque la nota de la Argentina es baja (B) y como ahora el ajuste fiscal es gradual, eso no es suficiente para reducir el ratio de deuda-PIB”.

El directivo dijo también tener “expectativa” de que el Gobierno haga un ajuste más importante después de las elecciones de octubre. “La prioridad del Gobierno fue reducir la inflación con una tasa de interés contractiva y una política fiscal más laxa; eso tiene sentido porque había una necesidad mayor de bajar la inflación que de reducir el déficit. La realidad política hace más factible bajar en forma gradual el déficit fiscal y, además, los fondos en el mercado están disponibles para el país. No hace falta un tratamiento de shock, sino un proceso continuo y persistente y creemos que esto tomará más velocidad después de las elecciones”, sostuvo.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés