El Economista - 70 años
Versión digital

vie 03 Feb

BUE 26°C
Versión digital

vie 03 Feb

BUE 26°C

Festival de bonos: ya se emitieron US$ 12.254 M

01-03-2017
Compartir

El 2017 arrancó a toda velocidad para los emisores argentinos en los mercados internacionales. Con tan solo dos meses transcurrido en el año, y ya ingresando a marzo, el volumen de emisiones argentinas en el exterior llega a US$ 12.250 millones, según Research For Traders. Lo que esconde esta prematura lluvia de colocaciones es la asunción de Donald Trump en Estados Unidos. Empezando por el Gobierno Nacional, pero seguido por empresas y algunas provincias, todos salieron rápido a hacerse de los dólares necesarios antes que el electo presidente estadounidense genere ruido en los mercados.

Si bien se consiguieron los mencionados US$ 12.254 millones, otro dato que pinta de cuerpo entero el apetito por emisiones argentinas es la demanda. Según cálculos de Research For Traders, el mercado le ofreció a emisores argentinos un total de US$ 38.544 millones. Todo un número que demuestra el apetito que existe por las colocaciones que paguen tasas interesantes en dólares. El 57,1% de que se emitió en el exterior bajo ley Nueva York corrió por cuenta del Gobierno Nacional, mientras que el 22% fueron corporativos y el 20,9% restante fue explicado por los denominados sub soberanos.

Ente los emisores destacados está, obviamente, el Gobierno Nacional que consiguió US$ 7.000 millones a fines de enero mediante dos bonos. Le siguió la provincia de Buenos Aires a cargo de María Eugenia Vidal que tomó US$ 1.500 millones a través de dos colocaciones. En la lista de los que más dinero consiguieron también aparece Pampa Energía con su Obligación Negociable (ON) por US$ 750 millones, que incluso lanzó antes de que Luis Caputo saliera con sus bonos. La provincia de Córdoba, por su parte, se alzó con US$ 510 millones en el exterior y Aeropuertos Argentina 2000 captó US$ 400 millones, entre los más destacados.

La cantidad de dólares que tomaron los emisores argentinos es la contracara de la fuerte apreciación del tipo de cambio. La abudancia de dólares que se produce por el canal financiero, sumado a lo que tradicionalmente sucede vía lo comercial, presiona al dólar. De ahí que hay tan pocas posibilidades de que en el corto plazo se revierta la caída del billete verde.

“Este año debería haber menos emisiones sub soberanas y soberanas que en el 2016 y eso por un lado da más lugar a los corporativos que necesiten financiarse fuera del mercado local y también da más tranquilidad a los inversores en cuanto a que no va a haber un exceso de oferta que ponga presión a los niveles de los bonos en el mercado secundario”, explicó el gerente de un banco líder en colocaciones de bonos.

Según el especialista, “la posibilidad de acceder a financiamiento off shore queda sujeta a la realidad de los mercados internacionales y la volatilidad que podramos observar en el futuro”. “Por ahora el año empezó muy fuerte pero no hay que olvidar que estamos en un escenario de tasas en suba y en el medio de un cambio en la relación de Estados Unidos con el resto del mundo que va a traer implicancias en el mediano y largo plazo”, aseveró el experto.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés