El Economista - 70 años
Versión digital

lun 18 Oct

BUE 16°C

Versión digital

lun 18 Oct

BUE 16°C

“El Gobierno está trabajando en todo simultáneamente”

Entrevista a Luis María Corsiglia, Corsiglia y Compañía S.A.

24-08-2016
Compartir

por Felicitas Carrique

Luis María Corsiglia, ex director del BCRA, es uno de los titulares de las agencias de Bolsa que ocupan el podio entre las más antiguas de la plaza local. En diálogo con El Economista expresó cómo ve el mercado hoy, qué piensa sobre la política financiera del actual Gobierno y cuáles son sus expectativas.

¿Cómo ve el estado del mercado argentino hoy?

Es un mercado que está evolucionando desde un grado muy primitivo, teniendo en cuenta que estaba sin calificación internacional y siquiera era considerado país de frontera. Ahora, se manifiesta como un país fronterizo hacia una mejor calificación como consecuencia del pago a los holdouts, la cancelación de otras deudas, el reconocimiento del Ciadi y el arreglo con el Club de París, que se había dado antes. Sumado a esto, se esboza que la Argentina podría darle al Fondo Monetario Internacional (FMI) información como cualquier otro país provee a los auditores internacionales y le permitiría acceder a cualquier nivel de crédito internacional.

¿Cuáles son sus expectativas?

El mercado comenzó a subir desde que hubo posibilidades de cambio de Gobierno, incluso mucho antes de las primarias. Ahora, se está consolidando el cambio de Gobierno y el cambio de política económica. Si bien seguimos padeciendo y arrastrando una alta tasa de inflación, déficit fiscal y un resultado en la balanza comercial todavía muy bajo, tenemos una perspectiva totalmente distinta y nos empiezan a mirar más los inversores extranjeros. Sin embargo, falta arreglar una serie de aspectos, entre ellos, la distorsión de los precios relativos cuya mayor manifestación son las tarifas de electricidad y gas.

¿Cree que el Gobierno está haciendo lo que hace falta para mejorar las perspectivas?

Se está trabajando en todo simultáneamente. La infraestructura es el gran déficit de Argentina y genera falta de competitividad. Se está trabajando en obras públicas, sobre todo en lo que concierne a la parte económica que es muy importante como el arreglo de las rutas, cloacas, hospitales y escuelas, que se está activando todo junto también. Y, a su vez, la Justicia empieza a funcionar de una manera distinta y genera una gran presión sobre el Gobierno para que acuerde con los jubilados y pensionados y para que accedan a una remuneración más acorde a lo que la ley exige. También se genera una presión sobre el tema de la coparticipación a las provincias. Se trata de aspectos que habían quedado en el pasado. Este Gobierno está tratando de hacer todo junto, de una manera compleja, y, por supuesto, con muchas críticas de la oposición, que es lo que suele suceder después de los primeros seis meses de Gobierno. Con todo este trabajo, el mercado fue evolucionando razonablemente en términos de las tasas de retorno de los títulos de deuda, tanto pública como privada. Estas tasas de retorno bajaron, y eso quiere decir que Argentina está ofreciendo menos riesgo al inversor.

Pero, ¿esto no está relacionado con un contexto global de tasas bajas?

Las tasas en el mundo son muy bajas desde hace siete o nueve años y nosotros, a pesar de eso, teníamos tasas del 10 o 12% en dólares. En este momento nuestra tasa más alta en moneda norteamericana está en 6% o 6,2%. Hemos logrado emitir bonos a 30 años, algo que nunca se había emitido en la Historia Argentina. Son pasos muy importantes del punto de vista de un mercado y bajo la mirada de los inversores que siguen diciendo que Argentina es atractiva.

¿Cómo ve la política del BCRA para bajar la inflación?

Me parece que es la más acertada por el método de inflation targeting. Tiene una meta y está analizando la inflación subyacente semana a semana. Incorporó 52 consultoras para establecer el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM). Está contribuyendo decididamente con su política monetaria a estabilizar la moneda, a bajar la inflación y el mes que viene ya va a haber una sola licitación mensual de Lebac. Además, la tasa va a continuar bajando si acompañan las estimaciones de precios para darle más competitividad a la economía. La política que están realizando es muy razonable, pero la política monetaria siempre necesita que la fiscal la acompañe.

¿Cuáles son los datos clave a tener en cuenta para los inversores?

La inflación, como dijimos. Luego, la tasa de interés ya que, si tiende a bajar, hace más atractivos activos como bonos y acciones. Si se mantiene esta política monetaria de no emitir para cubrir al Tesoro, dentro de lo que se puede, le va a dar mucha solidez a nuestra moneda, así que eso también es muy importante. Además, desde el punto de vista de la solvencia como país contribuye a dar una muestra de madurez en cuanto al manejo de la política económica, monetaria y cambiaria. El precio del dólar y un dólar competitivo puede ayudar a un mayor crecimiento del agro gracias a la baja de las retenciones y a una buena salida al exterior.

¿Qué puede pasar en Argentina si la Reserva Federal vuelve a subir las tasas?

No creo que influya mucho porque, a lo sumo, podría subir 0,25 puntos y no va a afectar lo que hoy casi no tenemos en Argentina, que es financiamiento que nos pueden dar los que nos venden bienes de capital. Recién con el pago de los holdouts comenzamos a tener la expectativa de que nos vendan bienes de capital con financiación a diez años.

¿Qué instrumentos piensa que tienen margen para crecer este año?

Los bonos llegaron a una etapa de maduración en cuanto a su tasa de retorno. En cuanto a maduración me refiero a que cumplieron los pronósticos. Los bonos se acomodaron a la mejor de las expectativas. Si se mira la evolución de un Bonar 24, que en la época de las elecciones estaba cercano a 100 y la semana pasada tocó 119, se nota que hubo una evolución muy favorable. Es decir, una respuesta muy favorable de los inversores que compraron los Discount al 2033, los PAR al 2040 o 41 y los 2046. En los últimos meses hubo una gran respuesta del mercado.

¿Qué aconsejaría a aquellos que quieran adherirse al blanqueo de capitales?

Decididamente, que paguen el 10% de penalización e inviertan al día siguiente en bonos con tasa entre 5,5% y 6%.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés