El Economista - 73 años
Versión digital

sab 13 Jul

BUE 6°C
Complejo

El esquema no funciona y los dólares vuelven a saltar

En otro día tenso, el mercado financiero local volvió a entregar un resultado complicado. Los dólares libres saltaron en bloque a niveles récord. La brecha cambiaria se estira.

Javier Milei en el Foro de Davos.
Javier Milei en el Foro de Davos.
Luis Varela 17 enero de 2024

Mientras el presidente Javier Milei pretendió darle clases de economía a los líderes mundiales en Davos,con la titular del FMI Kristalina Georgieva avalando su esfuerzo pero resaltando los profundos desafíos económicos y sociales de Argentina "donde hay que ayudar a los más vulnerables", el mercado financiero local volvió a entregarle otra rueda claramente negativa, con una tensión que va creciendo.

Debido esencialmente a un notable exceso de pesos (heredado de la emisión gigantesca que hizo Sergio Massa para llegar a la Casa Rosada), el proceso inflacionario sigue poniendo a todo en tensión, generando un veloz atraso del dólar oficial (que pronto dejará la devaluación de diciembre en la nada), los precios no se están frenando, las tasas de interés son negativas y eso genera un pasto para que el incendio de los dólares libres vuelva a encenderse, con un movimiento que volvió a rememorar tiempos de corrida.

Concretamente se anotó la quinta suba consecutiva de los dólares libres, que en todos los casos fueron a récords (nominales) históricos, con cifras que ya rozan los $1.300, al tiempo que la desconfianza provocó una nueva baja en los bonos, con el riesgo país argentino nuevamente en alza. 

Y sólo la Bolsa porteña logró dar la nota, ya que tuvo un buen resultado tanto para los valores locales en pesos como para los ADR argentinos en Nueva York, en una rueda en la que el mundo bursátil mostró un resultado rojo a pleno.

Bolsa de Buenos Aires
 

Probablemente lo que más asustó del día no tuvo que ver con las frases o los encuentros que tuvo Milei en el foro económico de Davos, sino con números que salieron del Indec, ya que indicó que los precios mayoristas literalmente explotaron el mes pasado: subieron en diciembre nada menos que 54% (más del doble que los precios minoristas), por lo que anotaron una variación anual del  276,4%. Mientras que los precios de la construcción treparon 30,1% en diciembre y 228,8% en 2023.

Estas cifras causan temor porque junto con los ajustes de tarifas que se están concretando este mes es altamente probable que los precios minoristas del enero vuelvan a estar nuevamente por encima del 20%, por lo que la enorme devaluación que hizo Luis Caputo a pocos días de asumir como ministro de Economía será devorada con gran rapidez por el impuesto inflacionario, y el crawling peg del 2% mensual que se pensaba modificar en febrero quizás se encuentra no con una aceleración sino con otro salto disruptivo, lo cual provocaría un volver a empezar.

Esa realidad, obviamente hizo que muchos pequeños y medianos inversores volvieran a buscar refugio en el dólar, por lo que la brecha cambiaria, que se había achicado hasta el 10% al asumir Milei, ya está nuevamente en el 56%. Y como "no hay plata", ya es una realidad concreta el nacimiento de la primera cuasimoneda que será emitirá por el gobernador de La Rioja, Ricardo Quintela, quien busca convertirse en el nuevo jefe nacional del PJ. Y si bien hasta ahora se rumoreaba que la moneda riojana se iba a llamar "Chacho" (en honor al caudillo Peñaloza) y por un monto de $15.000 millones, la Legislatura la designó "Bocade" y su emisión inicial será por $22.500 millones,  mientras que Milei le advirtió que la Nación no lo rescataría si tiene problemas.

El día por supuesto continuó lleno de todo tipo de disputas en torno al Congreso de la Nación y a los preparativos del paro nacional que prepara la CGT para el miércoles 24, y lo desconcertante del día fue que se declaró al Gobierno como poco republicano por querer hacer trabajar al Congreso un sábado, mientras a lo largo del día se realizaron diversas movilizaciones reclamando que se den de baja el DNU y la ley ómnibus, preparando el ambiente para la manifestación de la semana pasada, con un cacerolazo que se organiza para defender las propuestas del líder libertario.

El marco externo 

Las tasas largas de EE.UU. repuntaron y se aplanaron aún más: se pagó 4,8% anual a 1 año de plazo, 4% a 5 años, 4,1% a 10 años y 4,1% a 30 años. Y con eso en el exterior el dólar subió 1,4% en Chile, 0,7% en Japón y 0,1% en México y China, no cambió contra el euro y el real y bajó 0,4% contra la libra, manteniendo al súper dólar en una condición en la que no se esperaba para este momento.

A nivel local, mientras tanto, el mercado cambiario entró en mayor tensión. Con un dólar exportador de $ 947,82, el BCRA logró comprar US$ 208 millones en el mercado (ya lleva 26 ruedas consecutivas con compra de divisas) y al final del día la autoridad monetaria logró sumar US$ 194 millones a las reservas. 

Sin embargo, los billetes verdes se empinaron: el dólar blue saltó $45  hasta $1.225, el Senebi saltó $57,26 hasta $1.273,88, el MEP saltó $54,22 hasta $1.228,11 y el contado con liquidación trepó $61,59  hasta $1.274,30. Por lo que la brecha entre el oficial y el blue fue del 41% y la del CCL con el mayorista alcanzó al 56%.

dolar-blue-5
Se anotó la quinta suba consecutiva de los dólares libres, que en todos los casos fueron a récords (nominales) históricos.

Esto en buena medida tiene que ver con el bajísimo nivel que paga la tasa de interés frente a una inflación que viaja a mucha velocidad. Y se comprueba que los pesos nuevos no van a los bancos, tanto es así que apenas el 1% del total del stock en plazos fijos están colocados en depósitos UVA, que son resistidos desde que Caputo extendió el plazo mínimo de 90 a 180 días, en lo que por muchos fue interpretado como una especie de corralón de medio año.

Evidentemente el horno no está para bollos y los inversores perdieron el enamoramiento libertario y, con buen volumen de negocios, los bonos argentinos tuvieron una nueva baja del 1,3%, por lo que el riesgo país de la Argentina subió otras 28 unidades hasta 1.948 puntos básicos, con lo que el país sigue teniendo un riesgo nueve veces más alto que los países vecinos inmediatos, sin que nada haya cambiado respecto de lo que había con Massa como ministro y candidato.

La situación económica de EE.UU. hace suponer a varios expertos que la Fed no bajará la tasa base en marzo y con eso hubo otro día en baja en la Bolsa de Nueva York: el Dow cedió 0,2%, mientras que el S&P y el Nasdaq achicaron 0,6% cada uno. Y, con todas las Bolsas mundiales en colorado, los dos principales mercados latinoamericanos no fueron la excepción: la Bolsa de San Pablo bajó 0,5% y la de México perdió 0,7%.

A nivel local, sin embargo, la música fue otra. Con muchos inversores buscando sacarse pesos de encima, con $22.150 millones operados en acciones y $25.557 millones en Cedears, la Bolsa de Buenos Aires saltó este miércoles 6,3%. En tanto que los ADR argentinos que operan en Nueva York mostraron subas del 1% al 7,5% para Macro, Supervielle, Francés, Galicia, Telecom, TGS, IRSA y Loma Negra; con baja del 2% únicamente para Mercado Libre.

En commodities, finalmente, tampoco hubo buenas noticias para la Argentina. Se concretó una nueva baja del 0,2% para el petróleo. Los metales preciosos actuaron en descenso. Los metales básicos estuvieron igualmente para abajo. Lo peor estuvo en Chicago, donde la soja bajó hasta su peor precio desde fines de 2020, por lo que la mejor cosecha que viene no rendirá tanto. Aunque en Rosario el "yuyito" y el trigo subieron y el maíz retrocedió. Y finalmente el Bitcoin cayó 1,4%, con el resto de las criptomonedas anotando bajas de hasta el 2%.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés