El Economista - 70 años
Versión digital

mie 20 Oct

BUE 13°C

Versión digital

mie 20 Oct

BUE 13°C

El dólar se afirma en y las commodities retroceden

09-03-2017
Compartir

por Luis Varela

Dos condimentos más profundizaron ayer la música que se viene bailando últimamente en los mercados del mundo: por un lado se conoció que el sector privado de EE.UU. sumó 298.000 puestos de trabajo en febrero, muy por encima de lo esperado y, por otra parte, los inventarios de crudo del fracking volvieron a crecer, haciéndole cada vez más fuerza al cierre de grifos de la OPEP.

El resultado de esas dos variables llevó a los operadores a pensar que es cada vez más segura la suba de tasas que aplicaría la Reserva Federal el martes y miércoles próximo (tercer aumento desde 2008) y, en consecuencia, la tasa larga de EE.UU. subió hasta el 2,55% anual y la tasa a 10 años promedio mundial ya roza el 3% anual, colocándose en su mayor nivel en 21 meses.

El rendimiento de los bonos del Tesoro de EE.UU., que podría llegar al 3% pronto, generó una ola de corrimiento de los inversores hacia el área dólar, por lo que ayer el billete verde subió contra todas las monedas del mundo, especialmente en Brasil, donde venía muy debilitado. En San Pablo por cada dólar se pagaron 3,17 reales, 12 centavos por encima del precio del cierre de febrero. Y también subió fuerte el dólar contra la libra esterlina, que testea su menor valor del siglo a tres semanas del Brexit.

La fortaleza del dólar más las existencias de crudo en las reservas de EE.UU. deprimieron otra vez el valor de todos y cada uno de los commodities. El barril de petróleo se desplomó casi 5%, hasta US$ 50,34 dólares por barril, menor precio en quince semanas. También hubo bajas de hasta el 1,6% para los metales preciosos, especialmente la onza de plata. Se registró un cierre mixto para los metales básicos, con subas del 1% en aluminio y plomo; bajas del 0,4% en cobre y del 3,7% en níquel. Y, lo peor para Argentina, hubo una fuerte baja para los granos en Chicago: el trigo cayó 1,9%, el maíz cedió 1,1% y la soja bajó 0,5%. Y, en medio un Expoagro donde los productores reclamaron baja de impuestos, la soja cayó en Rosario a $ 3.900 por tonelada, su peor precio en pesos de los últimos diez meses.

Dentro del mercado argentino, llama cada vez más la cantidad de dinero que se está depositando en cuentas a la vista, supuestamente para pagar la multa final del blanqueo que cierra a fin de mes. Por primera vez en mucho tiempo, el stock total depositado en cajas de ahorro supera al stock total de dinero depositado en plazos fijos: con más inflación, las tasas del 17 al 18% anual no seducen ni a inversores ni tampoco a pequeños ahorristas.

En línea con eso, ayer volvió a acentuarse la presión alcista sobre el precio del dólar. Por eso, el dólar oficial subió 9 centavos hasta $ 15,90, el blue cedió 7 centavos hasta $ 16,02, por lo que el mercado tiene la menor brecha cambiaria desde que ganó Trump, a principios de noviembre pasado (0,7%). Y el dólar mayorista también estuvo para arriba, con una suba de 5 centavos y un cierre de $ 15,67, 27 centavos por arriba del valor tocado hace diez días.

La debilidad de las commodities y la inminente suba de tasas de la Fed sigue invitando a los inversores a abandonar posiciones riesgosas: salen de bonos con algún tipo de riesgo y toman ganancias en la Bolsa, luego de una suba notable. Ayer volvieron a retroceder los bonos de países como España, Italia, Francia y Brasil. Y volvió a terminar con algún descenso la Bolsa de Nueva York: el índice Dow Jones achicó 0,33% y terminó al cierre en el menor nivel del día.

En Argentina siguieron los ecos por la tensión entre los maestros y los gremios con el Gobierno. Y sumó más ruido la decisión oficial de darle subsidios a Fiat Córdoba y terminar con la ayuda a Sancor, luego de una larga asistencia sin resultados. En el Gobierno hay una gran inquietud porque la crisis de Brasil se profundiza, el real está cediendo y el sector automotor argentino puede presentar suspensiones y despidos que pueden caer en medio de la campaña electoral.

Detrás de eso, con alto volumen negociado, los títulos públicos cedieron apenas. Y en los extremos se anotaron subas del 1% al 3,7% para los bonos PMO18, CO17, TC20, BDC19, PAY0, TVPY y PAA0. Y bajas del 1% al 2,5% para los bonos I19A7, L2DY7, BDED y PMG18.

Mientras las Bolsas de Nueva York, San Pablo, Shanghai, Tokio y otras estuvieron en rojo, la de Buenos Aires también cedió. Con pocos negocios ($ 353 millones), el índice MerVal achicó 0,1%. Hubo saltos del 15% para Morixe, del 9,4% para Semino, del 6,1% para Agrometal y subas del 2% al 4,7% para Dycasa, TGS, Molinos, Cresud, Banco Patagonia, Grimoldi, TGN y Longvie. Al tiempo que hubo un desplomes del 10% para Camuzzi, del 7,9% para Andes, del 6,7% para Petrobras Brasil y bajas del 2% al 3,1% para Ledesma, Casado, Carboclor y Edenor.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés