El BCRA ya no mueve la tasa de política monetaria

25-01-2017
Compartir

Ayer, el BCRA volvió a dejar quieta la tasa de interés de política monetaria, es decir la de los pases a 7 días, en 24,75%. Esto ocurrió por octava semana consecutiva, ya que desde diciembre, cuando aún la tasa de referencia eran las Lebac a 35 días, que la autoridad monetaria, en su afán por combatir las expectativas inflacionarias, no realiza bajas de tasas.

¿Acelerará?

Y por segunda semana consecutiva, la principal razón que da el BCRA para no efectuar la baja de la tasa de referencia es la inflación de enero que, por lo que se deja entrever en los comunicados de política monetaria de la entidad, sufrirá nuevamente una aceleración. “Las estimaciones y los indicadores de alta frecuencia de fuentes estatales y privadas monitoreados por el BCRA muestran señales mixtas sobre la evolución de los precios en los días transcurridos del mes de enero. Esta institución se mantiene atenta al desarrollo próximo de estas variables”, sostuvo el comunicado de ayer, lo que deja pocas dudas respecto de que nuevamente la lucha antiinflacionaria daría malas noticias, tras la desaceleración que se había dado en noviembre y diciembre y tras la fuerte aceleración de octubre, de la mano de la vuelta del tarifazo al gas.

Esta vez, en un contexto evidentemente volátil para la dinámica de precios, la aceleración vendría de los sectores de naftas, medicina prepaga, electricidad, peajes y quizás educación, agua, telefonía y transporte público. También porque el precio de las verduras había colaborado fuerte en diciembre para lograr el IPC de 1,2% que informó el Indec en su momento. Tal como indicó Marina Dal Poggeto en una entrevista reciente con El Economista, esta vez esos precios no ayudarían y entonces la inflación se aceleraría. El BCRA ya no mueve la tasa de política monetaria

Expectativas

Todo parece indicar, entonces, que es ese es el dato que lleva a dejar quieta la tasa una semana más. Aunque no se puede dejar a un lado que aún el BCRA no logró alinear las expectativas inflacionarias para el 2017 con su meta, que plantea un techo de 17% para el IPC GBA de este año. Mientras los analistas prevén una inflación de 21% según la mediana del REM, la calle vaticina una de 25%, según la mediana de la encuesta que realiza la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT) todos los meses.

Los precios

En el comunicado publicado ayer, el BCRA celebró dos datos recientemente publicados y que se alinean con el escenario de desinflación que la autoridad monetaria sostiene que se viene dando en la economía local. Para la provincia de San Luis la inflación de diciembre fue de 0,9% mientras que los distintos índices de precios mayoristas medidos por el Indec aumentaron 0,8%, lo mismo que sucedió con el de los precios de la construcción. De esa forma, el IPC San Luis tuvo en el segundo semestre de 2016 una tasa promedio de 1,5%, es decir una anualizada de 19%, mientras que los índices de precios mayoristas del Indec rondaron una del 1%, es decir unas anualizadas de 11-12%. “Estos resultados confirman el proceso de desinflación observado en la segunda mitad del año pasado”, afirmó el BCRA.

La clave a mirar para el BCRA, en un año en el que se esperan altos incrementos de los precios regulados, será la núcleo, que en diciembre dio 1,7%, lo que aún está bastante por encima de la meta de la autoridad monetaria, que precisa una de 1,3%. Así, ayer afirmó: “La inflación núcleo debe ubicarse en un nivel inferior al mencionado, y con tendencia decreciente, de cara a un año en el que se esperan aumentos de precios regulados superiores a los del resto de los componentes del IPC”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés