El Economista - 70 años
Versión digital

jue 28 Oct

BUE 34°C

Versión digital

jue 28 Oct

BUE 34°C

Dos alertas para los inversores

El precio de las acciones a nivel internacional muestra sobrevaluación a partir de ciertas métricas básicas en el mercado. Qué opciones financieras son útiles para resguardar los ahorros.

27-07-2016
Compartir

por Dolores Ugarte

En vista de que tanto en el mercado local como en Wall Street se vive una racha positiva para las acciones, los inversores han bajado la guardia, ya que no perciben los riesgos. No obstante, existe un indicador clave que está enviando señales de alerta que no deben dejarse pasar.

Por suerte, es posible atenuar el posible impacto de una corrección en el mercado a futuro, por medio de instrumentos como las opciones financieras.

La métrica clave en la escena financiera hoy

El arte de invertir no se centra únicamente en encontrar un buen momento para comprar una acción, sino que también es fundamental dar con el timing correcto para saber cuándo vender. Esto, en vista de que el potencial de un determinado activo puede mutar de manera significativa con el paso del tiempo y si este cambio es negativo, significa que ha llegado el momento de deshacerse del título en cuestión.

En esa misma línea, una acción en cartera puede haber presentado una suba muy importante en muy poco tiempo, lo que deja poco margen de ganancia a futuro bajo las condiciones actuales, constituyendo otra razón para vender el activo.

De esa manera, ante la euforia desmedida que reina en el mercado, muchos instrumentos están cotizando por encima de lo que realmente merecen y ese es motivo suficiente para decidirse a hacer ajustes en la estrategia de inversión.

De acuerdo con el economista Jefe de Inversor Global, Diego Martínez Burzaco “existe un indicador que es objetivo y que se calcula en base a las ganancias concretas de las compañías y a los precios que las mismas tienen en Bolsa. Se trata del ratio Precio / Ganancia”.

Esta métrica surge del cociente entre el precio de una acción y las ganancias de la firma a la que ésta se vincula. La misma indica cuántos años de ganancias son necesarios para recuperar la inversión si la empresa distribuye la totalidad de las mismas como dividendos en efectivo.

De esa manera, cuanto más bajo es el valor de la tasa P/G, menos años se requieren para recuperar el dinero y por ende, más conveniente es la inversión.

Los inversores pueden calcular el P/G para una acción en particular, un grupo de activos, o un sector determinado, para luego compararlo con otro y así saber cuál instrumentos financiero está más barato que otro.

En este sentido, Martínez Burzaco expresó que “si hacemos esto con el índice S&P 500 vamos a descubrir que hoy la Bolsa está cara, ya que indicador Precio / Ganancia se encuentra en 19,4 veces. Esto es superior a las 17,6 veces de promedio de los últimos 15 años y las 15,9 veces del promedio de los últimos 10 años”.

Según el especialista, esta realidad es la primera advertencia del mercado para los inversores.

El segundo llamado de atención se origina en con el momento en que esta métrica cruza hacia arriba el promedio de los últimos quince años, ya que esto significa que se está gestando una crisis en el mercado.

Martínez Burzaco explicó que existen dos posibles motivos que suelen dar lugar al incremento del P/G para el S&P 500. El primero es que puede que el precio de las acciones está subiendo de manera desmedida y el segundo es que no estén creciendo lo suficiente las ganancias corporativas y según el experto, hoy ambas cosas están teniendo lugar al mismo tiempo.

Ahora bien, ¿esto significa que todas las acciones que cotizan en el mercado internacional van a desplomarse inevitablemente?.

Aun cuando la respuesta es negativa, es conveniente adoptar medidas de protección del capital ante el escenario, minimizando el costo en tanto se pueda.

Cómo protegerse de una saturación en el mercado

Las opciones financieras son instrumentos que pueden ser útiles para resguardar los ahorros invertidos en la Bolsa. Martínez Burzaco manifestó que “se trata de activos que sirven para especular, al tiempo que son herramientas que se pueden usar como cobertura”.

En esa línea, el especialista sugirió dos opciones: los call u opciones de compra que dan derecho a adquirir un activo financiero a una fecha determinada y los put u opción de venta, que permiten vender un título en un momento predefinido.

En este sentido, uno puede proteger sus inversiones comprando un put de algo que puede bajar de precio o vendiendo un call” sugirió Martinez Burzaco.

En el caso del put, se aconseja comprar uno vinculado al índice S&P 500 con vencimiento en diciembre, de manera tal de que se aprecie si el mercado revierte la tendencia y comienza una corrección.

En lo que se refiere al call, si se cuenta con posiciones que han subido mucho en la cartera, “existe la posibilidad de vender opciones de compra para tener un ingreso adicional y estar protegido de las oscilaciones que pueden surgir” de acuerdo con el especialista.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés