El Economista - 70 años
Versión digital

dom 17 Oct

BUE 22°C

Versión digital

dom 17 Oct

BUE 22°C

Dólar en el sube y baja, con los títulos locales en máximos

06-02-2017
Compartir

por Luis Varela

Los mercados globales viven en estos días un verdadero terremoto porque a lo largo de los últimos noventa días se concretó una notable alteración en la cotización del dólar estadounidense en su relación con el resto de las monedas del mundo. Si se sigue un paquete de ocho monedas vinculadas al comercio exterior argentino (peso argentino, euro, real, franco suizo, libra esterlina, peso chileno, yuan y yen), el dólar subió 4,5% entre el 7 de noviembre (un día antes de que Trump dejara fuera de carrera a Hillary Clinton) y el 16 de diciembre, pero luego retrocedió algo más del 3% por lo que el billete verde todavía está algo arriba de los valores que había el día que Trump ganó la Presidencia.

Pero lo que está asustando de manera particular a los inversores ?y desconcertando a los analistas? es que en lo que va del año el dólar estadounidense está anotando su peor arranque anual en tres décadas. En cinco semanas de este año el dólar cayó 4,3% en Chile, 4,2% en Brasil, 3,7% en Japón, 2,4% en China y Europa, 2% en México, incluso baja 1,4% en Argentina y 1,1% en Gran Bretaña, a las puertas del incierto Brexit.

Frente a esto, muchísimos inversores colocados en posiciones dólar se conectaron con sus operadores preguntando qué pasa. En Argentina el dólar oficial, que cotizó a $ 16,25 hace pocas ruedas, acaba de bajar a $ 15,95, el mismo precio que tenía hace un año. Y el dólar blue, que arañó los $ 16,90 hace un par de semanas, ahora está en $ 16,48, en este caso (por la desconfianza estructural y por la economía aún en negro por los altos impuestos que no bajan) un peso más que el año pasado.

Considerando que entre febrero del año pasado y febrero de este año Argentina tuvo una inflación de por lo menos 35%, que el valor del dólar oficial se haya quedado en el mismo lugar significa para los inversores una pérdida de capacidad de compra tremenda. Por eso, muchos quieren saber por qué se está dando este retraso cambiario y, sobre todo, entender qué puede pasar y si el Banco Central hará algo para frenar este fenómeno.

El pésimo arranque que tuvo el dólar a nivel internacional provocó un gran cimbronazo en el precio de los commodities. La OPEP está cerrando grifos desde el 1° de enero para que el petróleo suba, qué pasó hasta ahora: el barril está levemente abajo del cierre de diciembre. El resto de los valores principales está anotando alzas: la onza de plata sube 10% en lo que va del año, el oro gana 6%, el aluminio sube 5%, la soja avanza 3% y el cobre tiene un alza del 2%.

La Reserva Federal de EE.UU. terminó el 2016 diciendo que iba a duplicar la tasa de interés, llevando la tasa larga (a 10 años) norteamericana cerca del 3% anual, pero ya transcurrido lo que va del año y con dos semanas de Trump al mando, empieza a verse que cinco estados de la Unión están en recesión, la Fed ya tuvo su primera reunión del año y ni siquiera nombró qué va a hacer con las tasas.

El tema tiene muy intranquilos a los inversores de todas partes. La posibilidad de que los bonos estadounidenses paguen 3% anual de renta (hoy pagan 2,46%) hace que los bonos similares más riesgosos con rentas parecidas estén sufriendo una fuerte corriente vendedora. En las últimas semanas, por ejemplo, se vio un fuerte retroceso en los precios de los bonos de Italia, Grecia, Portugal y Francia.

El caso de los bonos argentinos es completamente diferente. Los bonos locales están registrando una demanda inesperada que los hizo subir de precio nada menos que 2,7% en la última semana, llevando sus cotizaciones a los valores récord que hubo a mediados del año pasado, provocando además que Argentina tenga el riesgo país más bajo de los últimos cien días.

Pero el buen momento de los bonos es opacado por la verdadera fiesta que se acaba de vivir en la Bolsa de Buenos Aires. El índice Merval de papeles líderes acumula en lo que va del año la suba bursátil más destacada de todo el planeta: medida en dólares gana 16% y medida en pesos avanza 14%. Este aumento se está logrando con volúmenes operados algo más altos que lo negociado en los últimos tiempos.

Y, para entender el avance debe decirse que el 15% de aumento de la Bolsa local en 2017 confronta contra un alza del 8% en la Bolsa de San Pablo, del 3,5% en la de México, Wall Street (5,3% en Nasdaq y 1,6% el Dow Jones), del 2,6% en Chile, del 1,5% en Frankfurt, del 1,2% en Madrid y una baja del 1% en Tokio. Pero la posición elevada de los precios locales ha estancado los valores, por lo que una continuidad de la suba sólo se dará si llegan noticias sobre un sólido crecimiento de la economía.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés