Dólar y bonos quietos, con fuerte baja en acciones

La salida del default se sigue completando. Ayer el Banco Central realizó pagos por US$ 850 millones. No hubo grandes cambios para el dólar y los bonos, pero la Bolsa sintió el cambio de tendencia.

26-04-2016
Compartir

(Artìculo escrito por Luis Varela)

El día después de la salida del default marcó escasos cambios en los negocios con el dólar y con los bonos argentinos, pero provocó un duro quiebre en la tendencia que vienen mostrando las acciones y las tasas de interés.

El precio del dólar siguió orientado hacia la debilidad, tanto en Argentina como en el mundo. El billete verde operó afuera en baja contra casi todas las monedas porque en la Fed va ganando espacio la posición de los funcionarios moderados y, en consecuencia, la suba en la tasa de interés de EE.UU. se postergaría.

En Argentina, a pesar de las lluvias y de un duro impacto en la cosecha, que ahora se asume que tendrá una pérdida del 6% de lo que se esperaba lograr, las cerealeras siguen avanzando a todo vapor, liquidando granos a dos manos debido a que la soja, el maíz y el trigo tienen en este momento una alta cotización en Chicago: ayer el “yuyito” subió de 361 a 368 dólares, rozando el mayor valor en ocho meses.

Con eso, empatando la demanda de dólares de los importadores, a los que se les acaba de quitar el cepo por las operaciones que tenían ya cerradas al 31 de diciembre pasado, el billete verde bajó apenas tres centavos en la apertura de la semana: el oficial cotizó a 14,64 pesos y el blue a 14,85, con brecha del 1%. El BCRA canceló deudas y las reservas bajaron en US$ 850 millones.

Todo el mercado se prepara para la licitación de Lebacs que realizará el Banco Central hoy martes. Entre los operadores se espera que la tasa de interés se mantenga alta, y que a partir de mayo los intereses empiecen a bajar.

Frente a este llamado, y lo que viene en negocios, los bancos decidieron un ajuste en sus decisiones para atraer a los pequeños ahorristas: imitando al Banco Central, empezaron a pagar tasas de interés de plazos fijos con tipos de interés mas altos en los plazos cortos, y levemente menores para los más bajos.

Según la entidad de que se trate, por depósitos a 30 días se están pagando tasas de entre 29 y 31% anual, y en los plazos más largos la posibilidad de cobrar renta se ubica hora entre 28,5 y 30,5% anual, con la expectativa de que la inflación vaya achicando lentamente en la segunda parte del año.

Arbitraje en bonos

En el mercado de bonos ?con los inversores aún sin cobrar los pagos bloqueados por Griesa? se observó una rueda firme, con buen volumen de negocios y con los inversores arbitrando, dejando papeles cortos con baja TIR y pasándose a papeles más largos, con tasa a vencimiento mejores.

Y también hubo demanda interesante para los bonos provinciales (se abrió la ventanilla financiera también para las provincias) y para los bonos dólar link, con la expectativa de que el dólar oficial ajuste desde ahora hasta fin de año, con la idea de que se acerque a los 18 pesos para diciembre.

Con eso marco, hubo en títulos una suba del 1 al 6% para los bonos PMG18, TUCS1, PAY0, PMY16, BDC18 y BDC16. Y una baja del 0,5 al 3,5% para los bonos BDED, TVPA, AD16, TVPP, PARP, AM18, BD4C6, BADER, AA17, DICP y DICA.

Con los ojos en la Anses

Tal como se venía anticipando, la que resultó más castigada en el día después del default fue la Bolsa de Buenos Aires. Con bajo volumen de negocios, el índice MerVal de papeles líderes anotó una dura caída de casi 4%, alejándose otra vez de los 14.000 puntos, escalón que ya ocupó varias veces y que no puede quebrar.

Esta baja en papeles privados fue interpretada por varios factores, entre ellos la férrea resistencia de los sindicatos, que está preparando un plan de lucha, con movilizaciones, debido a una cantidad de despidos que según el Poder Ejecutivo no existen.

Con todo, buena parte de la venta de acciones fue atribuida a la reiteración de la versión que indica que la Anses está por liquidar la tenencia en acciones que posee, como herencia de las compras de las AFJP. Este movimiento se haría para realizar un cúmulo de juicios perdidos que tiene el organismo por jubilados que los están reclamando.

En Buenos Aires la Bolsa operó con pocos negocios, pero hubo una caída de hasta el 6% en papeles como Polledo, Aluar, Colorin, YPF, Galicia, Metrogas, Costanera y Transener. Y, lo más llamativo del caso es que los papeles argentinos anotaron un duro traspié en la Bolsa de Nueva York.

Las ADRs argentinas que cotizan en el mercado norteamericano mostraron una suba del 4% para Nortel, pero hubo duros descensos del 2 al 8% para Ternium, TGS, Edenor, YPF, Tenaris, Frances, Telecom, Pampa, Galicia, Macro, Globant y Cresud.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés