El Economista - 70 años
Versión digital

lun 27 Jun

BUE 9°C
Versión digital

lun 27 Jun

BUE 9°C

¿De la periferia al centro?

Desde el 2008 Argentina clasifica como “mercado de frontera”. Pero la cosa puede cambiar. Es porque hoy Morgan Stanley decidirá si alguna de las acciones del país se incluirán en el índice para emergentes. ¿Tenemos posibilidades y qué implicancias tendría el upgrade?

14-06-2016
Compartir

por Gustavo Neffa (*)

Morgan Stanley es sinónimo de índices para indexar inversiones de renta variable (acciones) a nivel mundial, así como lo suele ser JPMorgan referente a los famosos índices de renta fija (bonos). MSCI es referencia para más de $ 9,5 billones en activos en todo el mundo. La familia de índices más famosos para acciones se denomina Morgan Stanley Composite Index, y hay uno por prácticamente cada país con algún mercado accionario operando. También los hay por regiones. El Banco Mundial posee, en su base de datos, 211 países, de los cuales 117 poseen mercados de valores para los cuáles dicho índice muestra alguna capitalización de mercado (por más chica que sea).

En 1988, MSCI lanzó el Indice de Mercados Emergentes que contenía apenas 10 países. En ese momento representaba menos del 1% de la capitalización bursátil mundial. Hoy se compone de 23 países representando el 10% de la misma. El índice cubre aproximadamente el 85% de la capitalización bursátil ajustada por free float de los 23 países. El 43% son los cuatro grandes países que componen el BRIC: Brasil, Rusia, India y China (con el 23,89%, la mayor ponderación de todas). En total agrupa a 800 empresas.

Se requiere de mucho trabajo para poder pertenecer a “los emergentes”. Los tres factores claves que determinan la clasificación son:

Desarrollo económico.

Tamaño y liquidez del mercado de capitales.

Nivel de acceso al mercado de capitales para el inversor extranjero.

Aquellos que no califican son denominados “mercados de frontera”. En 1992, el término “mercado de frontera” fue usado por la Corporación Financiera Internacional para describir mercados de baja capitalización. Standard and Poor's compró esa base de datos al IFC en 1999 y en octubre 2007 S&P lanzó el primer índice para comparar las inversiones en esa nueva clase de activos, el Select Frontier Index (30 de las mayores compañías de 11 países) cuyo ticker es “SPSFP” y el Extended Frontier Index (150 empresas de 27 países). Morgan Stanley (a través de su subsidiaria) MSCI

Barra comenzó a competirle con un nuevo índice de mercados de frontera y fue este banco quien institucionalizó su nombre.

En materia de capitalización de mercado, los mercados de frontera tienen una capitalización total que representa apenas 2,6% del total de capitalización mundial o apenas 10% del tamaño de los mercados emergentes (que representan 26% del total mundial). EE.UU. es el 34% y el resto de países desarrollados representan poco más del 40%. Los mercados de frontera comprenden 17 de las 20 economías de mayor crecimiento en términos de PIB. Dicho crecimiento es en gran parte explicado por su joven población en épocas en las que la población mundial envejece mucho.

Desde el 2008 Argentina clasifica como “mercado de frontera”. Pero la cosa puede cambiar. Es porque hoy martes Morgan Stanley decidirá si alguna de las acciones de Argentina se incluirán en el índice para emergentes. MSCI Barra se expedirá sobre la inclusión y reclasificación de acciones en su índice de países emergentes.

Cuando un país supera el 15% de ponderación en el índice de frontera, es candidato a entrar en la categoría de mercado emergente para su región. Y Argentina ocupa el segundo lugar entre los países que conforman el índice de mercado de frontera del MSCI, superando ese mínimo.

Las empresas que más ponderan en Argentina por su capitalización bursátil son YPF, Banco Macro y Grupo Financiero Galicia, en ese orden. Por su tamaño y liquidez podrían incluirse las acciones de YPF, Banco Macro, Grupo Financiero Galicia, Telecom Argentina y Pampa Energía, de acuerdo a su capitalización bruta y ajustada por acciones que flotan libremente en el mercado (ver Tabla).

A todas ellas podríamos sumar a Clarín, que ha recientemente emitido en cabeza de Cablevisión importantes obligaciones negociables. Cresud es la que le sigue, con muy baja liquidez local pero con aceptable liquidez en el exterior a través de sus ADR's.

Argentina podría reemplazar a Perú en el índice de emergentes. Perú tiene como principal problema que su cartera de empresas está concentrada en tres ADR's. Por otro lado, Kuwait es el principal candidato a incorporarse en lugar de Omán. Esos son los cambios que se especulan.

Tras la salida del default, los capitales podrían arribar en forma masiva al mercado accionario local. Al menos así lo intuye el propio presidente de la Bolsa de Comercio que se animó a predecir el ingreso de unos US$ 30.000 M anuales de fondos de inversión.

Después de su caída en desgracia, ¿podrá Argentina acceder nuevamente al club de los emergentes? ¿Podrá sacarse el mote de “mercado de frontera” y gozar nuevamente del status de “mercado emergente” nuevamente? Argentina fue clasificada como “mercado de frontera” después de imponer controles de capitales que el Gobierno actual dio de baja. Muchos pasos se han dado este año, cambio político pro-mercado mediante, pero falta mucho aún. Lo importante es que Argentina ya dio la nota en el mercado de renta fija mundial en abril con su megaemisión y no quiere quedarse afuera para atraer capitales hacia su mercado de renta variable.

(*) Socio y director de Research for Traders (RfT).

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés