El Economista - 70 años
Versión digital

lun 25 Oct

BUE 28°C

Versión digital

lun 25 Oct

BUE 28°C

Caen commodities, sube el dólar y la región lo sufre

América Latina arrancó con malas noticias la última semana del mes.

26-07-2016
Compartir

por Luis Varela

Las economías de América Latina iniciaron ayer con malas noticiasla última semana financiera de julio. Con el dólar subiendo en casi todos los países de la región (a pesar de estar tranquilo en Europa y Asia), hubo caras de preocupación desde el Río Bravo hacia al sur, al ver que las commodities siguen convalidando una tendencia descendente, abandonando la euforia que vivieron entre febrero y junio de este año.

Ayer, solo por citar dos precios principales, el petróleo y la soja apuntaron decididamente para abajo, con descensos del orden del 2%. El barril de crudo achicó hasta US$ 43 por barril, su peor precio en quince semanas, muy lejos de los US$ 52 tocados el 8 de junio último. Y la tonelada de soja, que llegó a valer en Chicago US$ 433, cerró ayer a US$ 361 y pidiendo la hora.

Esta baja en los productos primarios hace que los expertos empiecen a preocuparse por la llegada de divisas a la región y, en consecuencia, los títulos de los países latinoamericanos, tanto acciones como bonos, continuaron con cotizaciones apuntando a la baja.

En Argentina propiamente dicha esta situación se complica un poco más porque estamos terminando con el cobro de la cosecha y a precios actuales la soja local vale US$ 1.200 millones menos que a fines de mayo: el productor que no liquidó sus granos hasta ahora se perdió el buen momento para alzarse con jugosas utilidades.

El final de la cosecha y la expectativa de menores precios llegan en momentos en que la AFIP está dándole la puntada final a la reglamentación del blanqueo que comienza el lunes próximo. Los analistas empezaron a ver cuáles son las ventajas de cada vehículo financiero para blanquear, y muchos sectores que venían con expectativa empezaron a perder valor.

Habrá que ver cómo va marchando el avance de la exteriorización de capitales y cuál es la llegada efectiva de dólares. Según lo que se vio ayer, el impacto de todo este movimiento en el mercado cambiario determinó que el dólar oficial se mantuviera sin cambios en 15,18 pesos, con el blue dando un salto hasta $ 15,57, su mayor valor desde la primera quincena de marzo último, con una brecha cambiaria, nuevamente resucitada, que se expandió al 3%.

El cobro final de la cosecha, los malos precios para lo que quedó sin vender y el arranque del blanqueo hicieron que los bonos argentinos iniciaran la última parte del mes con un clima abúlico. En realidad los títulos públicos locales están planchados, en un techo, desde hace seis semanas, con muchos inversores preocupados porque el déficit fiscal de Macri se sigue expandiendo.

La baja de precios llegó incluso a la Bolsa porteña. El índice MerVal de papeles líderes achico otro 0,8%, con mucha dispersión de precios. Hay papeles olvidados del panel general que siguen con buena demanda, y otros que empiezan a sufrir tomas de ganancias tras las fuertes subas de los últimos tiempos.

Ayer, por ejemplo, mientras los ADR argentinos que cotizan en Nueva York estuvieron casi todas para abajo, en el recinto porteño hubo fiesta en algunas compañías y caras largas en otras. Se registraron subas de hasta el 23% en papeles como Fiplasto, Longvie, Dycasa, Morixe, Consultatio, Casado y Agrometal; y bajas de hasta el 6,5% para Andes Energía, Polledo, IRSA, YPF, Hipotecario, Indupa y Costanera.

Debe hacerse notar que por inflación y por mala praxis de los controladores locales, la Bolsa de Buenos Aires sigue postergada en el más oscuro de los olvidos. El volumen operado es tan bajo que está a años luz de lo que se opera en los principales mercados de la región. La Bolsa de México y de San Pablo, por ejemplo, operan 175 y 107 veces más que la Bolsa porteña. Nos superan incluso las Bolsas de Chile y Colombia, que tienen negocios por 3,9 y 2,8 veces más que lo negociado en Buenos Aires.

Y, por supuesto, este bajón en los precios de los commodities no ayuda, ni a la Argentina ni a la región. Ayer mismo se informó que la economía de Brasil terminará cayendo nada menos que 3,27% este año, y el precio del dólar está afirmándose nuevamente contra el real, lo cual puede generar más tensiones en el tipo de cambio argentino. Y la merma de Brasil no es lo único. El dólar sigue subiendo de manera firme en México, su riesgo país y su tasa a diez años empieza a formar parte del clud de los países con problemas.

Y, en el mismo sentido, la agencia Fitch decidió rebajar ayer a negativa la calificación soberana de Colombia. Ecuador se vio obligado a pagar más tasa de interés para conseguir dinero (tomó US$ 1.000 millones a cinco años pagando 10,736% anual. Y, por si fuera poco, Moody's también bajó a negativa la perspectiva de la banca de Chile, el único país que venía sobresaliendo en todos los boletines.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés