Bonos y acciones planos, con el dólar otra vez en alza

19-01-2017
Compartir

Por Luis Varela

A dos días de la asunción de Donald Trump, los mercados de Argentina y el mundo siguieron operando con bajos volúmenes negociados y con casi todos los precios orientados hacia una leve baja.

Mientras en el exterior las finanzas mundiales se sorprendían con una nueva caída de los bonos mexicanos y otro salto del dólar en ese país, con la paridad alcanzando un récord histórico de 22 pesos, el mercado local rumió durante todo el día sobre la decisión del presidente Macri de seguir echando a funcionarios que venían objetando sus decisiones de política económica. Así como en diciembre les tocó salir a Alfonso Prat-Gay, Isela Costantini y Néstor Pérez Baliño, ayer le tocó el turno de partida a Carlos Melconian del Banco Nación y a Daniel Chaín de la Secretaría de Obras Públicas, y en el mercado se rumorea que se vienen otras tres bajas de nota.

La lectura que hicieron los operadores sobre estas decisiones es que “el Gobierno sigue manteniendo un déficit fiscal muy elevado, está tomando deuda a dos manos y ahora, como gran novedad, está empezando a emitir pesos, algo que no se había hecho durante el año pasado. El Presidente está cebando la economía a más no poder porque necesita con urgencia encontrar un repunte en la economía: faltan tres trimestres para las elecciones de octubre y si la recesión continúa el resultado en las urnas puede ser negativo para Cambiemos.

Frente a esta situación, el mercado local volvió a mostrar una nueva suba en el precio del dólar: sin llegar todavía al récord de $ 16,38 de hace dos semanas, el tipo de cambio oficial remontó ocho centavos y terminó a $ 16,25, con el dólar blue cotizando a $ 16,88. El cambio de dirección en el precio del billete tiene que ver, según los operadores, en la salida de los inversores de las Lebac. La inflación de enero está mostrando un repunte (1,8% contra 1,2% mensual de diciembre) y las tasas del 22% al 23,5% anual ya no seducen, por lo que muchos se están bajando de ese instrumento y vuelven al dólar, a un mes y medio del final del blanqueo.

“En realidad ?comentaba un agente bursátil en la city? parecería que el mercado local tiene un buen volumen de operaciones, pero si se hila bien fino se puede comprobar que la concentración de negocios es superlativa y que en la gran cantidad de títulos se opera poco y nada”. El comentario tuvo que ver con que ayer, sobre el 100% de lo operador en bonos, casi la mitad (el 49%) fueron negocios con un solo bono el AA17, un papel que es utilizado por los blanqueadores para seguir manteniendo en enero-marzo la multa de la exteriorización en el 10%, en vez de pagar el 15%, como fija la norma tributaria. Y en papeles privados, lejos de la transparencia impositiva, sobre el 100% de los negocios, casi la tercera parte de lo operado también se hizo en un solo papel: la acción del Mercado de Valores, un instrumento que está cambiando de estructura por el nacimiento de la nueva estructura denominada Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA).

Mientras el dólar se afirmaba, el ministro de Finanzas, Luis Caputo, estaba trabajando a gran velocidad en Nueva York para colocar hoy, un día antes del huracán Trump dos nuevos bonos en dólares, ley New York, a 5 y 10 años. Para lograrlo, Caputo estaría acordando con los bancos encargados de la tramitación 10% de venta del stock preparado para colocar a esas entidades, que se garantizan el ingreso con tasa plena. Según los últimos números el Gobierno busca emitir US$ 3.000 millones al 5% anual a cinco años y US$ 5.000 millones al 7% anual a diez años. Los bancos que trabajan en esta venta (BBVA, Citigroup, Deutsche Bank, HSBC, JP Morgan y Santander) dicen que hay demanda por al menos US$ 14.000 millones.

Ayer, con el dólar mas firme, los cambios en el Gobierno y la Fed adelantando que ya se viene una suba de tasas en EE.UU. ni bien asuma Trump, los bonos argentinos anotaron una suba mínima, manteniendo a los precios de los títulos públicos en la zona piso de los últimos seis meses. En los extremos se anotaron subas del 1% al 3,5% para los bonos BP21, SA24D, PMO18, TM18, PUO19, DIA0, AN18D, DIA0D y PAA0. Y bajas del 1% al 2,2% para los bonos TO21, TVPP y TVPY.

En la Bolsa, entretanto, con los mercados externos operando mixtos, el índice Merval fue de mayor a menor, con alto volumen operado ($ 500 millones) gracias al papel del Mercado de Valores, que puso subir 11% en comparación con su última negociación del 15 de diciembre. En el resto del panel hubo subas del 1% al 4,5% para Patagonia, Petrobras Argentina, Pampa Energía, TGS, Domec, Edenor, Metrogas, Tenaris, Telecom y Galicia. Al tiempo que se registraron bajas del 2% al 7,2% para Camuzzi, Polledo, Rosenbusch, Mirgor, Longvie, Quickfood, Colorín, Dycasa, Banco Patagonia, Garovaglio, Agrometal, Ferrum, Pampa, Carboclor, Oeste, Caputo y Molinos.

Afuera las commodities siguen atentas a la marcha del dólar y a Trump. El petróleo y el oro bajaron, pero la soja se mantuvo firme, con los otros granos cediendo algo en Chicago.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés