El Economista - 70 años
Versión digital

lun 18 Oct

BUE 16°C

Versión digital

lun 18 Oct

BUE 16°C

Blue a más de 16, casi sin negocios por feriado en NY

25-11-2016
Compartir

por Luis Varela

En una jornada en la que todo debe tomarse como agarrado de los pelos porque hubo feriado en Wall Street y, en consecuencia, inexistencia de volumen en casi todas partes, la foto del mercado argentino volvió a mostrar una nueva sensación de plano inclinado.

Los datos duros más importantes vinieron por el lado las estadísticas oficiales. Según el Indec, la actividad económica volvió a mostrar caída en setiembre: con un importante descenso del 3,7%. Y, también según el INDEC, el salto comercial de octubre volvió a dar en rojo: hubo un déficit de US$ 114 millones, contra un superávit de US$ 101 millones en el último octubre de CFK.

Frente a esos datos duros, la única noticia buena del día fueron nuevas estimaciones sobre el blanqueo de capitales, con algunos especialistas que empiezan a afirmar que la exteriorización de capitales podrá acercarse a los US$ 100.000 millones, lo cual le dejaría al Gobierno un ingreso por multas del orden de los US$ 10.000 millones, la quinta parte de la deuda colocada en bonos en los últimos siete meses.

Con todos esos números en el cálculo macro, muchos operadores empiezan a estimar que, de acuerdo a la demanda de la población ?que sigue ahorrando en dólares porque ve que Macri no consigue achicar el rojo fiscal? el dólar billete seguirá con una demanda mensual de unos US$ 1.000 millones de parte de ahorristas y pequeños inversores.

Por eso, al cumplirse un año de su triunfo en la segunda vuelta, Macri vio ayer de qué modo el dólar volvió a estar hacia arriba de la barrera de los $ 16 pesos. El dólar oficial cerró con un leve aumento de un centavo, hasta $ 15,76, pero el blue saltó otros ocho centavos, hasta $ 16,03, la cotización más alta desde que estaba Cristina Kirchner en el poder.

Sin la guía de Nueva York por el Día de Acción de Gracias, el volumen operado en la plaza local fue paupérrimo, menos de la mitad de lo que se opera. Igualmente se vio una nueva debilidad para los títulos públicos. En los extremos, hubo una suba del 1% para el bono DICYD, y una baja del 1 al 3,2% para los bonos CUAP, PARAD y PARA. Pero en el promedio los bonos cedieron otro 0,4% y ahora la tasa larga se acerca cada vez más al 7% anual.

En este momento, por la devaluación sufrida y por la baja de sus bonos, México es el país con mayor costo para colocar bonos a diez años: está pagando una tasa de casi 7,5% anual. Argentina pagaba una tasa del 5,4% cuando se hablaba de brotes verdes y con Obama, pero ahora con Trump (y a días de la suba de tasas por parte de la Reserva Federal) la tasa larga local llega al 6,82% anual, incluso más alta que la de Brasil (6,8%) y la de Grecia (6,79%).

En la Bolsa porteña la reunión no alcanzó ni para tomar el té. Hubo negocios por $ 174 millones, el menor volumen de los últimos tiempos. El Merval casi no se movió. Y en los extremos hubo subas del 2% al 7,9% para Havanna, Cresud, IRSA, Siderar, Telefónica, Celulosa, Rigolleau y Garovaglio. Y bajas del 1% al 3,9% para Edenor, Cuyana, Agrometal, Carboclor, Dycasa, Oeste, Costanera, Santander, Juramento, Pampa, Polledo y Rosenbusch.

Los bancos se van adaptando lentamente a la política orientada ahora por Macri, vía Banco Central. Y con las Lebac pagando entre 22,9 y 25,2%, las tasas de los plazos fijos volvió a tener una nueva baja: ahora se paga entre 18 y 18,3% anual, la menor tasa en dos años, con toda la cúpula financiera buscando reactivar la economía.

Sin negocios en Nueva York, donde Donald Trump sigue dando muestras de cerrar su economía “para no darle de comer a otros países”, el dólar siguió avanzando en el mundo, sobre todo en Asia. En Japón la paridad ya se acerca a los 114 yenes, el valor más alto de los últimos diez meses, con el mundo muy expectante porque estamos hipotéticamente a diez días de la segunda suba de tasas de la Fed en diez años.

Con los países de la OPEP a punto de reunirse en Viena la semana próxima, el valor del petróleo siguió estacionado levemente por arriba de los US$ 48. Las onzas de oro y plata siguieron débiles. Y sorprendió un fuerte aumento de los metales básicos con un salto de casi 5% para el cobre y el zinc. Y también hubo una buena para Argentina: la soja se sigue afirmando en todas partes, aunque se ve cierto agotamiento en el maíz y el trigo.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés